Inaxio Alonso. Memoria histórica, una reflexión sobre mi experiencia

Texto pie de foto: 
Entrada sima Otsoportillo. Fotografía y fuente: https://akerbeltzespeleo.com/

Las miserias del ser humano no se pueden esconder por muy profundas que sean las simas en que las arrojes.

Inaxio Alonso / 19.12.2020

Hoy vi un fragmento de un video el cual me ha emocionado y me ha hecho pensar en esas sensaciones que tenia en la misma sima , Otsoportillo ,los días que ayudaba a los amigos de memoria Historia de la Sociedad de ciencias Aranzadi.

Un día recibí la invitación de mis amigos de Aranzadi para ayudarles en el desescombro y localización de posibles restos en la sima de Otsoportillo.

La jornada parecía de lo mas normal, Preparar el equipo para el descender a la sima, equipo de excavación, planificar quien entra y quien sale, etc… todo ello a primera hora de la mañana y solos en la boca de sima.

Bajamos y empieza el trabajo, quitar el escombro que alguna «persona» arrojo a la sima para ocultar, todavía mas sus mas bajos instintos e intentar enterrar bajo muchas toneladas de piedra la vergüenza y la cobardía.

Tras un par de horas ya empiezas a sentir cierto desasosiego , no por estar dentro de una sima, que estamos acostumbrados, es algo nuevo y todavía no sabes a que se debe. Una paradita para almorzar y descansar un rato y de paso relevo en la sima. La «Sorpresa» al salir, ya no estamos solos, junto a todo nuestro equipo ¡!hay están esos familiares, incansables, Animados y esperanzados , sentados en sus sillas y charlando con nosotros mientras reponemos fuerzas. En estos momentos te vas dando cuenta de lo que estas haciendo, no tiene nada que ver con arqueología y no es solo la recuperación de unos restos. Miras alrededor y te empapas de las emociones de esos familiares que solo quieren los restos de sus allegados para darles una sepultura como merecen y te estremece como un Pais Todavía puede tener a miles de personas sufriendo y encima tratándoles como si fuesen victimas de segunda, «perdedores», VERGUENZA

Toca Bajar de nuevo y seguir quitando escombro, este primer día solo quitamos escombros, finalizamos la jornada y subimos al exterior, fuera los familiares esperan noticias, se puede ver en sus caras una pequeña muesca de decepción pero dura muy poco, nos animan y nos da fuerza ver la actitud de esta gente incansable.

El segundo día comienza igual, solos ante la boca de la sima, Esta vez una vez abajo ya podemos oír la llegada de los familiares, mas temprano que el día anterior y con mucho animo. seguimos trabajando y entonces las sensaciones son mas intensas, en estos momentos que estoy escribiendo este pequeño articulo noto la piel de gallina y las sensaciones vuelven a estar presentes.

Empiezan a aparecer objetos, restos de ramos de flores , banderas republicanas, balas, bainas …. La sensación es rara, notas angustia y desalación, cada vez que miras hacia la boca de la sima te preguntas que te puede llevar a tirar por ella a un ser humano, que despreciable te tienes que sentir cuando intentas esconder tan profundo tus miserias . Cada vez que aparece una flor seca, una bandera republicana o recuerdos familiares te acuerdas de esos familiares que el día anterior estaban sentados junto a ti almorzando y que pesar tienen sobre ellos no poder poner fin al sufrimiento de sus familiares… y poco a poco las sensaciones y los sentimientos se te van acumulando, igual que todo el escombro que vaciaron en la sima, te empieza a pesar…

A media mañana aparecen los primeros restos y las emociones se disparan, No es esa emoción de encontrar una sala nueva, una cerámica, o un resto antiguo, es diferente…. muy diferente, la alegría es enorme, no por ti, te acuerdas en primer momento de la persona a la que pertenecían esos restos y que por fin tendrán el lugar que se merecen, el descanso que algunos se niegan a darles y a «terminar con su sufrimiento» después de tantos y tantos años. En segundo lugar te vienen a la cabeza las personas que están en el exterior , incansables y luchadoras, que por fin se quitaran una losa y podrán despedirse como ellos quieran de sus seres queridos…..

En el exterior todo son lagrimas , pero no de dolor, mas bien de alegría, risas flojas de esas que se dibujan en la cara cuando una gran carga se quita de tu vida. Otra lección que me enseñan es que sin saber de quien pueden ser los restos y si están todos. Todos los allí reunidos sienten que ganaron da igual de quien sean , al final son de todos y todos nos tenemos que ser capaces de terminar con esta injusticia …

Para Terminar mi Enhorabuena a gente como la de Aranzadi que trabajan por todo el estado Español destapando estas injusticia y dando paz a familias. QUE GRAN TRABAJO… Y que decir de esas familias que no se rinden, peleonas …. SEGUIR ADELANTE y dentro de nuestras posibilidades contar con nosotros…

https://akerbeltzespeleo.com/memoria-historica-una-reflexion-sobre-mi-ex...