Aragón. Archivada la causa contra los dos antifascistas, de CNT, que retiraron placas de Falange de edificios de Zaragoza

Ante la falta de denuncia de las comunidades vecinales donde se quitó la simbología fascista, la jueza, que ni siquiera acudió a tomar declaración a los procesados, ha archivado la causa. «Este proceso judicial jamás debería haberse iniciado. Retirar simbología fascista no es un delito es una obligación», afirma CNT Zaragoza, sindicato al que pertenecen los dos antifascistas.

Redacción / 04.06.02022

La magistrada encargada del proceso judicial abierto contra dos antifascistas de Zaragoza por quitar placas con el símbolo del yugo y las flechas, ha decidido archivarlo ante la falta de denuncia por parte de las comunidades vecinales donde se quitó esta simbología. Una simbología que atenta directamente contra la Ley de Memoria Histórica y la Ley de Memoria Democrática de Aragón aprobada por las Cortes, unas leyes que son reiteradamente incumplidas por ayuntamientos con el de la capital aragonesa, al mando de PP-Cs y Vox, o el de Huesca, con el PSOE.

«Como no podía ser de otra manera la investigación abierta contra los dos antifascistas que retiraban las placas del Ministerio de la Vivienda en las cuales aparece el símbolo perteneciente a uno de los grupos más criminales que ha dado este país, la Falange, ha sido archivada. Retirar simbología fascista no es un delito es una obligación», afirma en un comunicado CNT Zaragoza, sindicato al que pertenecen los dos antifascistas.

Este proceso judicial «jamás debería haberse iniciado ante la falta de denuncias tal y como indicaba la policía judicial en su informe, aunque esto no fue óbice para que esta jueza decidiese llamar a declarar a los dos compañeros el pasado 11 de mayo, a cuya declaración la magistrada ni siquiera se presentó, siendo una secretaria judicial la que tomase declaración a estos dos antifascistas. Una prueba clara de que determinados miembros del aparato judicial usan las leyes a su antojo», denuncia CNT.

Los dos antifascistas procesados afirman que «en ningún caso cesarán de eliminar las enseñas de los mayores asesinos que ha habido en la historia de este país, los cuales hicieron correr ríos de sangre por toda la geografía española desde el minuto uno en el que se sublevaron y que sembraron el terror allí por donde pasaban realizando ejecuciones en todos y cada uno de los pueblos y ciudades de España, de la manera más sádica, haciendo desaparecer los cuerpos, sembrando el país de cadáveres y vengándose de una forma infame y repugnante sobre aquellos a los que dejaban con vida, castigándolos con una vida entera de dolor y sufrimiento que ha superado a la vida de quienes sufrieron su ira traspasándolo a segundas, terceras y hasta cuartas generaciones».

«No se puede permitir que todavía queden símbolos que hacen que todo ese dolor perdure y que además deje a quienes sumieron este país en la más sanguinaria dictadura de su historia como algo sin trascendencia», concluyen los dos antifascistas.

El proceso judicial, que termina ahora con el archivo del caso, levantó una ola de solidaridad con los dos militantes acusados. A la campaña iniciada por CNT se sumaron la Coordinadora Antifascista de Zaragoza, ARMHA, Anticapitalistas Aragón, Asociación El Cantero de Torrero, Asociación de Vecinal Montes de Torrero, Zaragoza en Común, Intersindical de Aragón-co.bas, Estudiantes en Movimiento de Aragón, PCE Aragón, la Asamblea del 8M, la CGT y la Juventud Comunista de Aragón, entre otros colectivos y organizaciones sociales.

Archivada la causa contra los dos antifascistas que retiraron placas de Falange de edificios de Zaragoza