Cádiz. Comparsistas represaliados. Cinco nuevos nombres

El pasado viernes 30 en la penúltima sesión clasificatoria del concurso de agrupaciones del carnaval de Cádiz, la comparsa El reino de don Carnal cantó un pasodoble dedicado a los comparsistas asesinados y represaliados por los golpistas de julio de 1936.

Para TLN. 03.02.2015

En la letra se citaba a Guillermo Crespillo Lavíe, Manuel Lopez Cañamaque, José Díaz Mariscal, José Quintana Barreiro, Juan Ragel Jiménez y José Mejías Mejías.

De ellos sólo se encontraba en la base Todos los Nombres José Díaz Mariscal, condenado a muerte en 1937 y con el triste honor de haber protagonizado la puesta en marcha de la Justicia del Terror. Ahora han sido incluidos los demás con los datos que disponemos sobre ellos. Hay que agradecer a Santiago Moreno Tello la generosa aportación de datos de su tesis doctoral inedita.

Asesinados fueron tres:

Guillermo Crespillo Lavie (a) Chato, jornalero de 35 años, domiciliado en la Avenida Ana de Viya 23-25. Su cadáver fue encontrado la mañana del 2 de agosto de 1936, junto al de su vecino Manuel Peña Warleta, en la plaza Fernando García Arboleya, más conocida como plaza de las Viudas, en las cercanías de la Comisaría de Policía, con dos disparos en a cabeza. Fue enterrado en el cementerio de San José al día siguiente, tras practicársele la autopsia, en la sepultura 27, de la fila 1, del patio 3 de la línea de San Mateo en un féretro de madera. Su muerte quedó inscrita, producida por “atracción cerebral”, en el Registro Civil ese mismo 3 de agosto de 1936. Abiertas diligencias por el Juez de Instrucción de la Cruz las diligencias terminaron en el Juzgado Militar Permanente de Cádiz que le abrió la Causa 116/36 que fue archivada sin localizar a los autores de los asesinatos en febrero de 1937. Crespillo había sido apoderado en las elecciones de febrero de 1936 y director o componente de chirigotas: El Frailazo y sus Tragabuches (1932), Macanudo y su cuadrilla (1933) o Los enchufistas de un país desconocido (1936). Fuentes: ATTMS Sevilla Causa 116/36, Alicia Domínguez Pérez, El verano que trajo un largo invierno, Cádiz, Quorum, 2005 y Santiago Moreno Tello, El Carnaval silenciado. La represión fascista a los comparsistas. Tesis doctoral inédita.

José Mejías Mejías, fue detenido el 26 de agosto de 1936 e ingresado en la Prisión Provincial de Cádiz. Al día siguiente fue conducido al barco Miraflores -cárcel flotante-, regresando el 8 de septiembre. Lo sacaron con dirección al Penal de El Puerto de Santa María el 13 de noviembre. Su cadáver apareció en los alrededores de la plaza de Toros. Figura como enterrado en el cementerio de San José el 15 de noviembre. En el Carnaval de 1936 salió en la chirigota Los enchufistas de un país desconocido que dirigió Guillermo Crespillo aunque, desconocemos el motivo, el propio Mejías fue quien firmó la solicitud al ayuntamiento para salir como agrupación. Fuentes: Alicia Domínguez Pérez, El verano que trajo un largo invierno, Cádiz, Quorum, 2005; Santiago Moreno Tello, El Carnaval silenciado. La represión fascista a los comparsistas. Tesis doctoral inédita.

Juan Ragel Jiménez, nacido en Cádiz en 1909. Casado con María Pacheco Robles. Autor de letras socialmente avanzadas y comprometidas. Escribió los coros Los fakires (1933) y Los caballeros del siglo XVI (1934), así como las chirigotas Los nuevos luceros (1934), Los viejos matatías (1935) y Los excéntricos (1936). Aunque ingresó en la Prisión de Cádiz el 31 de octubre de 1936, se encontraba detenido desde el 25 de agosto. Lo sacaron finalmente de la Prisión Provincial el 31 de diciembre con dirección Penal de El Puerto. Nunca llegó, fue asesinado en lugar desconocido. Así como tampoco se conoce su enterramiento. Fuente:  Santiago Moreno Tello, El Carnaval silenciado. La represión fascista a los comparsistas. Tesis doctoral inédita.

Los otros resultaron:

Manuel López Cañamaque, nacido en Cádiz el 6 de mayo de 1882 donde fallece el 30 de agosto de 1953. Desarrolló distintos oficios como el de carbonero o tranviario. Siendo muy joven actuó con agrupaciones de Antonio Rodríguez «El tio de la tiza» en Cádiz y otras ciudades como Sevilla. Colaboró en la prensa local durante la II República, época donde se le consideró el autor más fecundo del Carnaval. En 1935 firmó hasta ocho agrupaciones. Hombre considerado izquierdista, tras el golpe de Estado permaneció oculto durante un tiempo. Una vez finalizada la guerra y hasta su muerte vivió de la indigencia pasando el platito en bares y cafés mientras tocaba su bandurria. Fuente: Santiago Moreno Tello, El Carnaval silenciado. La represión fascista a los comparsistas. Tesis doctoral inédita.

José Quintana Barreiro. Nacido en Cádiz en 1914, hijo del mariscador Antonio Quintana Torres y Rosario Barreiro Galé, domiciliados en la calle Jesús, María y José nº 18. Su madre era prima del destacado anarquista Clemente Galé Campos por lo que no debe extrañarnos el hecho de su afiliación a CNT. Era albañil de profesión desde los doce años. Durante la II República fue director o componente de las siguientes chirigotas: Los pajaros de cuenta (1932), Los bomberos, (1933), Los pocholos, (1934), Pompof, Tedy y sus hijos (1935) y Los bañeros (1936). Fue detenido a finales el 28 de julio de 1936, ingresado en la Prisión de Cádiz, publicándose su detención en Diario de Cádiz el 7 de septiembre. Fue trasladado al Penal de El Puerto de Santa María el 13 octubre de 1936. En mayo de 1937 aparece incorporado a las tropas golpistas, y más concretamente al Regimiento de Infantería de Cádiz nº33. Se casó en 1938 con María Rodríguez Sarabia. Al finalizar la guerra fue uno de los impulsores del Carnaval en la ciudad. Con el permiso del Gobernador Civil Carlos María Rodríguez de Valcárcel en 1948, se comenzaron a celebrar las llamadas Fiestas Típicas. Pronto las chirigotas de José Quintana destacarían sobre las demás. Falleció en Cádiz en 1986. Fuentes: Alicia Domínguez Pérez, El verano que trajo un largo invierno, Cádiz, Quorum, 2005; Santiago Moreno Tello, El Carnaval silenciado. La represión fascista a los comparsistas. Tesis doctoral inédita.

La letra cantada en el Gran Teatro Falle fue:

Hubo una vez un Carnaval

de soñadores y valientes.

Cantores de la libertad

que a este reino de don Carnal

le legaron el presente.

Pero el fantasma de la guerra,

la represión y dictadura

silenciaron a esos hombres

y hasta borraron sus nombres

de la manera mas dura.

Como Guillermo Crespillo

director de aquellos “frailes”

con tres tiros en la cabeza

lo encontraron en la calle.

Díaz Mariscal o José Mejías

por el Carnaval

terminaron con sus días.

De coros y chirigotas

autor de los años treinta

a Juan Ragel como premio

fue preso en la Cárcel Vieja.

Y huyendo hacia la guerra

José Quintana marchó.

Y muerto de frío y de hambre

Manuel López Cañamaque

en un zulo se escondió,

luego pobre y mendigando

bandurria tocando

su vida acabó…

¡Honor!

A esos hombres que lo dieron

por febrero todo a cambio

hoy se vive pa´l concurso

y que te vayan contratando.

Hoy se mueren por un premio

y ayer murieron cantando.

 

Comparsa El Reino de don Carnal.

Pasodoble «Hubo una vez un Carnaval»

Letra: José Marchena Domínguez

Música: José Martínez González

 

Enlace a la actuación: https://www.youtube.com/watch?v=53cB742dphk