El informe de Ramón de Carranza y el destino de un empleado municipal