El Gobierno contrata a la Universidad de Barcelona para recopilar datos de enterrados en el Valle de los Caídos.

Texto pie de foto: 
Los Herrmanos Lapeña, aragoneses enterrados en Cuelgmuros.

Una vez identificados, se entregará a las familias una ficha con apuntes de sus vidas y el traslado a la cripta

/.16-03-2021 | 19:39 H

El Gobierno ha suscrito un contrato de 18.000 euros con la Universidad de Barcelona para la recopilación de información sobre los enterrados en la cripta del Valle de los Caídos cuyos familiares quieren recuperar sus restos.

La exhumación de Francisco Franco supuso para los allegados de republicanos allí enterrados una esperanza de recuperar a los suyos. El objetivo es ahora recabar toda la información existente sobre cada una de las víctimas de las que se haya recibido una solicitud de exhumación.

Los datos recopilados servirán para hacer fichas que incluyan perfil biográfico, registro penal o represivo si existiera, el proceso técnico y administrativo de traslado al Valle de los Caídos y la documentación relativa al registro de entrada en el complejo.

Se trata de un proceso previo a la futura exhumación de los cuerpos que sea posible recuperar y que servirá para dar una primera respuesta a las peticiones recibidas por parte de los familiares de los que yacen allí enterrados. Se ha comprobado que son posibles las obras necesarias para llegar hasta lo que queda de los cuerpos, ya que los trabajos no dañarían la estructura del edificio.

La Secretaría de Estado de Memoria Democrática entregará estos datos a los familiares en forma de dosier personalizado, según detalla el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria a varios diputados de Vox, que pidieron cuentas por el contrato menor de 18.000 euros suscrito con este fin con la Universidad de Barcelona.

Muestras de ADN

En las criptas de Cuelgamuros están enterrados los restos de cerca de 34.000 personas –18.000 de ellas republicanos–, de las que casi 13.000 están sin identificar, Según el censo del Ministerio de Justicia. En 2016, Patrimonio Nacional reconoció a los allegados el derecho a la exhumación de los cuerpos, mientras el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses recogía muestras de su ADN para avanzar en el proceso.

En su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, Moncloa explica que se ha elegido a esta universidad de la Ciudad Condal porque allí ejerce la doctora Queralt Solé, Profesora Agregada de Historia Contemporánea, “una de las principales y más experimentadas especialistas en España sobre el Valle de los Caídos”.

Los trabajos de Solé, señala el Gobierno, se han centrado de manera específica en el proceso de traslado de cuerpos de víctimas de la Guerra Civil hasta sus criptas, temática en la que sus investigaciones son pioneras, “lo que la configura como la investigadora más adecuada para llevar a cabo este encargo, atendiendo a su alto grado de especialización y conocimiento del Valle de los Caídos”.

Queralt Solé publicó en 2008 “Els morts clandestins” (Los muertos clandestinos), el primer estudio integral sobre fosas comunes de la Guerra Civil en Cataluña, donde se hacía una síntesis exhaustiva del proceso social, político y administrativo de los traslados de cuerpos de víctimas de la contienda a Cuelgamuros desde Cataluña.

Además, esta historiadora ha formado parte del equipo de investigación de varios proyectos del Plan Nacional de I+D+i dedicados al análisis científico del proceso de exhumaciones de fosas comunes de la Guerra Civil.

Respecto al Valle de los Caídos, la Ley de Memoria Democrática -pendiente de aprobación- recoge la conversión del Valle de los Caídos en un cementerio civil protegido por Patrimonio Nacional y en el que las “30.000 víctimas de los dos bancos tengan paz y respeto”, según la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo. Todas aquellas víctimas que permanezcan en el recinto una vez sean exhumadas las que sus familias así lo dispongan.

 

https://www.larazon.es/espana/20210316/3ci5wgv545hbpcvx6n7kevaobq.html