ACTUALIZADO. El sondeo que busca a cientos de fusilados entre 1939 y mediados de los 40 en el cementerio de San Rafael

La documentación estudiada identifica a personas condenadas a muerte por tribunales militares y a quienes fallecieron siendo prisioneros en la cárcel

El sondeo que ha sido adjudicado esta semana por el Ayuntamiento de Córdoba para localizar dos grandes fosas comunes de personas represaliadas por el franquismo en el cementerio de San Rafael prevé actuar durante un mes en una zona ajardinada del camposanto, donde los estudios previos señalan que podrían encontrarse varios cientos de fusilados desde finales de 1939 hasta mediados de los años 40.

Los testimonios orales, la documentación histórica, fotografías y los archivos apuntan basan las sospechas del equipo de especialistas que acometerán el sondeo. Todo ello se expuso tras los trabajos que llevaron a cabo en 2020 con unas primeras catas en el cementerio de San Rafael. Si bien entonces esos trabajos solo hallaron enterramientos normalizados y no de represaliados, todos los indicios que obran en poder del equipo de historiadores, arqueólogos y antropólogos de la empresa Aranzadi que lo llevó a cabo, apuntan a la existencia de dos grandes fosas donde yacen los fusilados. Y en las conclusiones de aquellas primeras catas se aconsejaba realizar un nuevo sondeo.

Este es el sondeo que se ejecutará ahora, después de varios meses de retraso administrativo y de que se haya obtenido una prórroga de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que financia este nuevo sondeo, con un presupuesto de 14.701 euros.

Los trabajos se ubicarán en un espacio verde del camposanto, en la zona denominada como cementerio civil. “La zona de enterramiento estudiada, cementerio civil o cuadro único, del cementerio de San Rafael de Córdoba, es sin lugar a dudas un espacio de enterramiento de personas represaliadas. Tenemos varias certezas, la primera son las fechas extremas de dichas inhumaciones, en cuanto a personas represaliadas se refiere, que abarcan desde el último trimestre de 1939 hasta bien entrado 1944”, se expone en el informe de la intervención arqueológica y estudio histórico de las fosas del cementerio de San Rafael de Córdoba que se hizo entre noviembre y diciembre de 2020, consultado por Cordópolis.

Fosas bajo una zona verde

Los expertos consideran que “existe una elevada posibilidad de hallar con un índice respetable de conservación un gran porcentaje de ambas fosas bajo esta zona verde y sus acerados perimetrales”. Se trataría de dos fosas: una primera con enterramientos de represaliados desde finales de 1939 y 1940, donde podrían encontrarse a personas condenadas a muerte por tribunales militares y quienes fallecieron siendo prisioneros en la cárcel. Mientras, en una segunda fosa, yacerían más personas represaliadas -según se cree-, a mediados de la década de los años 40.

El modo de proceder en esos años con los enterramientos en fosas comunes queda también al descubierto según el estudio histórico, que explica cómo una fosa de colmataba de cadáveres, se tapaba y, a continuación, se abría una nueva fosa para actuar de la misma forma.

Todos los estudios realizados calculan que, en el cementerio de San Rafael y el de La Salud, yacen más de 4.000 víctimas del golpe de 1936 y la represión franquista. Más de la mitad de esas personas están identificadas con nombres y apellidos, gracias al estudio documental, archivos y libros de enterramiento de ambos camposantos. En La Salud, recientemente se ha confirmado con otro sondeo el hallazgo de una gran fosa de represaliados de 1936. Y, ahora, este nuevo sondeo que se espera que pueda inciarse en breve, pretende hallar dos grandes fosas comunes en el cementerio de San Rafael.

Con esos hallazgos se trabajará posteriormente para adecuar el proyecto de excavación y exhumación de todas las personas represalidas que están enterradas en ambos cementerios de Córdoba, proyecto rubricado por las cuatro administraciones -Gobierno central, Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Ayuntamiento de la capital- y que cuenta ya con la financiación comprometida por todas las instituciones (400.000 euros cada una), tras la rúbrica del convenio entre todas las partes para llevar a cabo estos trabajos.

_________________________________________________________________________________________________________________________________

Este trabajo determinará la viabilidad o no de la posterior delimitación y recuperación de los restos humanos que allí pudieran encontrarse

La Delegación de Infraestructuras, Sostenibilidad y Medio Ambiente ha adjudicado el contrato menor de servicios relativo a los estudios previos en la posible fosa de víctimas del cementerio de San Rafael a favor de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, por el importe de 14.701 euros y con un plazo de ejecución de un mes. Dejadnos Llorar, la asociación de familiares de víctimas represaliadas en la Guerra Civil y el franquismo en Córdoba, lleva cinco años reclamando la exhumación de las fosas de los cementerios de La Salud y San Rafael, donde se sabe que hay enterradas más de 4.000 personas represaliadas en la Guerra Civil y el franquismo. El Ayuntamiento ya anunció hace un mes que tiene previsto iniciar los trabajos de exhumación en octubre.

Los trabajos consistirán en la realización de un estudio de los terrenos y estructuras colocadas encima de una posible fosa existente en el cementerio de San Rafael, para determinar la afección de la misma y la incidencia que hayan podido causar en el subsuelo y en la propia fosa, con el objeto de determinar la viabilidad o no de la posterior delimitación y exhumación de los restos humanos que allí pudieran encontrarse.

A raíz de los trabajos encargados por la Junta de Andalucía en diciembre de 2019, se concluyó que el número de personas inhumadas en la misma podría estar en torno a 250. Este contrato viene a profundizar sobre dicho estudio, con el fin de determinar tanto la ubicación exacta de la posible fosa como el número de inhumados en ella.

Antonio Álvarez, teniente de alcalde delegado de Infraestructuras, Sostenibilidad y Medio Ambiente, ha destacado que “este contrato es el paso previo que realizamos para llevar a cabo la posterior exhumación en el cementerio de San Rafael, si los estudios previos determinan su viabilidad”.

Esta actuación fue incluida en el Plan de recuperación de Memoria Democrática, unas ayudas económicas destinadas a las entidades locales para la realización de actuaciones relacionadas con la Memoria Democrática y convocadas por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), habiéndole correspondido para su ejecución la cantidad de 15.000 euros.

Este proyecto viene enmarcado dentro del plan estratégico que marcó el Ayuntamiento de Córdoba, junto al Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, la Junta de Andalucía y Diputación de Córdoba y contando con las asociaciones memorialistas, desde octubre del 2019.

A finales del pasado año, el Ayuntamiento de Córdoba rubricó el convenio que establece el régimen de colaboración, económica y técnica entre la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía y la Diputación para el desarrollo y financiación de las actuaciones necesarias para la exhumación de restos de personas desaparecidas en las fosas localizadas en los cementerios de La Salud y San Rafael.

En virtud del convenio, el Ayuntamiento de Córdoba asumía la ejecución de las actuaciones necesarias para la exhumación de las fosas de ambos cementerios. Esta tarea, según el acuerdo firmado, recoge que esas actuaciones incluyen la exhumación e individualización de los cuerpos que se hallen en las fosas existentes en los dos cementerios; incluyendo la realización de las tareas de topografía, fotografía y diseño gráfico, la realización de la planimetría que recoja todo el desarrollo de la intervención, movimientos de tierra de todos los hallazgos documentados en su contexto.

De la misma forma, el convenio, insistió en que el Ayuntamiento de Córdoba “garantizará el estudio antropológico forense de los restos que fueran recuperados dirigido a determinar el sexo, estimar la edad, hacer mediciones de huesos largos para determinar altura en vida, completar fichas de inventario para señalar la ausencia o no de algún resto óseo, completar fichas odontológicas (si lo permite el estado de conservación) y reflejar patologías o anomalías más evidentes».Asimismo, recogía también que se realizará “toma de muestras de los restos óseos exhumados de las fosas para su cotejo con las muestras obtenidas de los familiares, a través de hisopos bucales y analíticas de sangre, y depositadas en la Universidad de Granada”. Las administraciones se comprometían a aportar la cantidad de 400.000 euros. El plazo de ejecución de dichos trabajos concluirá el 31 de octubre de 2024.La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico coordinará el proceso de exhumación y llevará a cabo la supervisión del desarrollo de las actuaciones y su adecuación a la normativa específica en materia de recuperación de la memoria democrática en Andalucía, en colaboración con el Ayuntamiento de Córdoba, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía.La Diputación de Córdoba, por su parte, concedía al Ayuntamiento de Córdoba una subvención excepcional para sufragar parte de los gastos que suponen los trabajos que se derivan del convenio, por importe de 400.000 euros. El coste total de las actuaciones de exhumación de restos de personas desaparecidas localizadas en las fosas de los cementerios de La Salud y San Rafael, en Córdoba asciende a 1,6 millones de euros.El convenio recogía que el Ayuntamiento, la Junta y la Diputación aportarían la cantidad de 400.000 euros hasta alcanzar lo 1,2 millones. El Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, mediante una cooperación bilateral con el Ayuntamiento de Córdoba, aportaría otro 400.000 euros para financiar parte del coste de la exhumación de las citadas fosas.

https://www.eldiadecordoba.es/cordoba/cementerio-San-Rafael-Cordoba-realizaran_0_1714029076.html