El Gobierno andaluz desoye las amenazas de Vox: «La Ley de Memoria está en vigor y vamos a aplicarla»

► El diputado del grupo de extrema derecha, Benito Morillo, avisa a la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, que «no consentirán que este Gobierno que hemos investido implemente planes del anterior Ejecutivo socialista, y menos sobre Memoria»

► Del Pozo hace suyo el I Plan Andaluz de Memoria Democrática que aprobó el Gobierno de Susana Díaz y dice que «no hará ningún tipo de modificación» 

ELDIARIO.ES | SEVILLA | 27-3-2019

La comisión de Cultura en el Parlamento andaluz ha abordado este miércoles el desarrollo pendiente del I Plan de Memoria Democrática, aprobado por el anterior Gobierno socialista en el marco de la Ley andaluza de Memoria. El debate estaba pendiente desde el pasado 22 de enero y la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, ha confirmado que no se tocará una coma del documento y que desarrollará tal cual se había redactado.

Este anuncio ha alterado a los diputados de Vox en la comisión, que han advertido a la consejera de que su grupo «no consentirá que un Gobierno que hemos investido desarrolle planes del anterior Ejecutivo del PSOE, y menos en esta materia». Del Pozo le ha respondido que su intención es impulsar una nueva Ley de Concordia que sustituya la Ley de Memoria, como viene recogido en el pacto de PP con Vox, pero ha subrayado que mientras la norma esté en vigor, seguirá aplicándose. Este jueves tendrá lugar la reunión del Consejo Andaluz de Memoria Histórica.

El diputado de Vox Benito Morillo ha señalado en el Parlamento que su grupo «no consentirá» que se implementen planes políticos del anterior Ejecutivo socialista y «menos» en materia de memoria histórica, durante el debate en la Comisión de Cultura y Patrimonio Histórico del I Plan Andaluz de Memoria Democrática 2018-2022. Morillo ha comenzado su intervención reprochando que en esta comisión se hable solo de memoria histórica y «poco» de cultura y patrimonio, para añadir que «nunca se opondrán» al cumplimiento de la ley y recordar que el punto 33 del acuerdo de investidura recoge la «derogación» de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía.

En realidad, ese acuerdo no contiene explícitamente la palabra «derogar». Vox la incluyó en un documento previo, pero el PP lo modificó. La redacción final del punto 33 del acuerdo quedó así: «Promover una Ley de Concordia que sustituya a la Ley de Memoria histórica». Hasta hace una semana, los populares no mencionaron abiertamente la expresión «derogar» y, en todo caso, no eliminarán la norma en vigor hasta que no hayan desarrollado la citada Ley de Concordia. Los plazos de negociación y de tramitación parlamentaria pueden demorarse hasta dos años.

Este escenario no es el que Vox tiene pensado. «Lo que no consentiremos es que desde el Gobierno que hemos investido se implementen planes políticos del anterior Ejecutivo socialista y menos sobre esta materia», ha afirmado contundente Morillo, quien acto seguido ha preguntado a Del Pozo «si cumplirá el acuerdo».  La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico ha respondido que a ella también le gustaría hablar más de cultura y patrimonio y que este debate sobre el I Plan Andaluz de Memoria Democrática «lleva en el Parlamento desde el 22 de enero y hay que ser serios y cumplir los plazos».

Además, y sobre el punto 33 del acuerdo de investidura, Del Pozo ha contestado a Morillo que «se sentiría más a gusto con otra ley más amplia donde se vieran incorporadas determinadas sensibilidades, una ley que tuviera un consenso más amplio», y ha añadido que «en esto tenemos que trabajar», pero «esta ley –en referencia a la ley andaluza de memoria– está en vigor y la vamos a cumplir».

«Una Ley de Concordia no se puede hacer de parte, se hace entre todos, y todos tenemos que ceder un poco y aportar, porque implica generosidad y mucho respeto», ha señalado, al tiempo que ha añadido que «no le importa abrir este proceso de diálogo y tener esa Ley de Concordia y mayor consenso». «Mientras tanto tenemos esta ley y vamos a aplicarla con mucho diálogo», ha resaltado.

Marco presupuestario para Memoria

Morillo es el diputado de Vox que en el debate sobre Memoria, la semana pasada en el Parlamento andaluz, llamó «buscadores de huesos» a los socialistas. La portavoz adjunta del PSOE, Ángeles Férriz, le ha preguntado a la consejera si aprueba esta terminología y Del Pozo ha admitido que «no la comparte». «Su debilidad es depender de un grupo de extrema derecha que no le aprobará en el presupuesto ni un solo euro para la Ley de Memoria Histórica», le ha respondido Férriz, tras pedirle a la consejera  que empiece a sentarse con todo el mundo y dé «rapidez» a mucho temas.

Del Pozo ha señalado que «no hará política con este tema» y que «aplicará la ley y los planes que se deriven de la ley», a través «del diálogo y teniendo siempre como referente le marco de concordia de la Constitución». «No quiero aplicar esta ley de manera que genere división o que haya ciudadanos que se puedan sentir ofendidos por la aplicación de la ley», ha apuntado.

Además, Del Pozo, después de exponer los puntos que recoge el I Plan Andaluz de Memoria Democrática, ha señalado que «no hará ningún tipo de modificación» del mismo y ha destacado que este ha sido elaborado dentro de un marco jurídico, «con la Constitución como principal norma» y amparado en una normativa a nivel internacional, estatal y autonómica.

Igualmente, ha expuesto que el plan recoge «un marco presupuestario indicativo» que contempla 1.166.411 euros para su aplicación en 2018, aunque «como no había un plan específico, se establecieron cinco objetivos fundamentales para este presupuesto», toda vez que ha indicado que el marco presupuestario para este año «es de más de dos millones de euros», una suma «a la que espera llegar».

«Esto es lo que establece el plan y ahora tenemos que ver qué priorizamos para 2019 y materializarlo», ha puntualizado la consejera, que ha añadido que consultará con el Consejo Andaluz de Memoria Histórica para «sacar el plan cuanto antes».

Desde Adelante Andalucía, Ana María Naranjo ha mostrado su satisfacción por el desarrollo de este I Plan Andaluz de Memoria y ha dicho que «es urgente» ponerse manos a la obra «para satisfacer los derechos de justicia y reparación de las víctimas del franquismo». Además, considera «muy importante» la coordinación con las asociaciones memorialistas y los ciudadanos, así como la elaboración del banco de ADN.

Cs critica que se use la ley para no hablar de otros temas

La diputada de Cs María del Carmen Martínez ha destacado que su grupo «cumplirá» con la ley de memoria, y ha asegurado que «les llama la atención las prisas que ahora tiene el PSOE», después de una ley que se aprobó en su gobierno y un plan que elaboran «tarde», al tiempo que ha manifestado que «no les gusta que usen esta ley para hablar de otros temas como los presupuestos».

El socialista Javier Fernández ha querido dejar claro que el I Plan Andaluz de Memoria «no es de ningún partido político, sino del Gobierno andaluz» y ha subrayado que «cuenta con el consenso de las asociaciones memorialistas, diputaciones y ayuntamientos que durante mucho tiempo se ha estado gestando desde el diálogo continuo». Además, ha agradecido a Del Pozo la defensa de este plan «con un ejercicio de democracia y responsabilidad».

Por su parte, la popular María del Pilar Pintor ha lamentado la actitud del PSOE que «siempre vuelve sobre el tema de la memoria» y ha destacado que este gobierno «tratará siempre de unir». Además, no comparten que «se quiera siempre sembrar división en este asunto» y reprocha la «deslealtad» del PSOE, que «tardó año y medio en poner en marcha el plan tras aprobar la ley» y que en 2018 «no ejecutó el 49% del presupuesto».

https://www.eldiario.es/andalucia/Vox-consentira-implanten-Ejecutivo-socialista_0_882262122.html