El PSOE se une a la derecha para impedir la retirada de una estatua franquista en Ferrol

El grupo que sostiene al alcalde de la ciudad, el socialista Ángel Mato, votó primero a favor y luego en contra de suprimir los honores a José María González-Llanos, fundador de Astano y nombrado contralmirante de honor de la Armada golpista

El Partido Socialista y el Partido Popular unieron sus fuerzas el pasado lunes en el Ayuntamiento de Ferrol para impedir la retirada de la estatua de José María González-Llanos, militar franquista, ingeniero naval y fundador de las empresas Astilleros y Talleres del Noroeste (Astano), hoy parte de la empresa pública Navantia, y Fabricaciones Eléctricas Navales y Artilleras (Fenya).

El PSOE votó a favor de una moción del PP que defiende que la ciudad no podrá ganar su futuro «si no es capaz de reconocer el legado de aquellos que contribuyeron a su creación».

Tan sólo unas semana antes, el 31 de marzo, el pleno municipal había aprobado otra moción impulsada por el Colectivo de Presas e Presos de la Dictadura que incluía, entre otras medidas, la retirada de la estatua. La iniciativa, presentada por el Bloque Nacionalista Galego (BNG) y Ferrol en Común -la marca local de Unidas Podemos- también fue aprobada entonces con los votos del PSOE y la abstención del PP.

José María González-Llanos Caruncho era director en Ferrol de la Sociedad Española de Construcción Naval cuando el 18 de julio de 1936 se unió a los golpistas de Franco y embarcó en el crucero Canarias, que participó en febrero de 1937 en la sanguinaria Desbandá. Con ese nombre se conoce a la masacre de más de 5.000 civiles que huían de Málaga hacia Almería por la carretera que une ambas ciudades, bombardeados desde aire y mar por la aviación y la marina franquistas.

Tras trabajar en los astilleros militares públicos y dirigirlos después de la guerra, González-Llanos fundó Astano, accedió a una catedra en la Escuela de Ingeniería Naval de Madrid y fue nombrado en 1958 contralmirante de honor de la Armada de Franco.

En 1981, el pleno municipal de Ferrol, bajo mando del regidor socialista Xaime Quintanilla -hijo del alcalde republicano fusilado por los fascistas-, decidió retirar su nombre a una calle de la ciudad -la carretera que la circunda-. Pero en 1999, con el nacionalista Xaime Bello en la Alcaldía, con apoyo del PSOE y a iniciativa de una asociación de vecinos, se levantó la estatua de bronce de más de dos metros de altura que desde entonces le homenajea junto a la distinción de hijo predilecto de la ciudad.

Manuel Monge, autor entre otros ensayos de Os restos do franquismo en Galiza (Laiovento, 2020) y portavoz del Colectivo de Presas e Presos da Dictadura en Ferrol, niega que la estatua se levantase por iniciativa popular y critica a quienes sostienen que González-Llanos no tuvo nada que ver en la masacre de la Desbandá. «Dicen que ya no formaba parte de la tripulación del Canarias, pero no hay ninguna confirmación histórica de eso», añade.

Monge insiste en que el Colectivo de Presas y Presos del franquismo seguirá exigiendo la retirada de la simbología fascista de la ciudad. «El problema no es sólo si se retira o no la estatua, sino qué hacemos con los 45 símbolos franquistas que aún quedan en Ferrol”, advierte.

El colectivo ya había logrado el 20 de marzo pasado que el Ministerio de Defensa, que dirige Margarita Robles, del PSOE, cambiara varios nombres de calles del interior del recinto del arsenal de Ferrol, entre ellos la del citado militar. Cuatro días después, el Congreso de las Diputadas declaró la carretera Málaga-Almería lugar de memoria democrática con los votos a favor del PSOE, la abstención del PP y el rechazo de Vox.

Sin embargo, tras el pleno del 31 de marzo en el que se aprobó la retirada de la estatua de González-Llanos, el alcalde de Ferrol, el socialista Ángel Mato, se retractó y dijo que, pese a la moción, que no es vinculante, no la iba a mover de su sitio.

Fuentes de la Alcaldía explicaron a Público que el PSOE votó a favor y en contra de la misma medida porque la primera iniciativa no se votó de forma segregada, sino que formaba parte de un conjunto de medidas con las que sí estaban a favor. Además, achacaron la polémica al «juego político» por el espacio de la izquierda en Ferrol.

Más de de medio centenar de militares, historiadores, escritores, intelectuales, artistas y personalidades de la cultura y la universidad han firmado un manifiesto en favor de la retirada de la estatua.

También han suscrito el texto la Asociación por la Memoria Militar Democrática (AMMD), el Colectivo de Militares Demócratas Animoi, la Fundación 10 de marzo de CCOO, la Fundación Moncho Reboiras de la Confederación Intersindical Galega (CIG), las secciones sindicales ambos sindicatos en Navantia y más de una veintena de fundaciones y asociaciones civiles del país.

https://www.publico.es/politica/psoe-une-derecha-impedir-retirada-estatua-franquista-ferrol.html#analytics-seccion:listado