España homenajea a las víctimas del campo de concentración de Mauthausen

España homenajeó este domingo con diferentes actos a los más de 7.500 republicanos españoles deportados al antiguo campo de concentración de Mauthausen (Austria), liberado en mayo de 1945 por el ejército estadounidense.

Mauthausen, 15 may (EFE).-

En las conmemoraciones participaron el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, la consellera de Justicia de la Generalitat de Cataluña, Lourdes Ciuró, la consellera valenciana de Calidad Democrática, Rosa Pérez, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, entre otros.

CATALUÑA

Ciuró dio comienzo a los actos a primera hora de la mañana ante la placa de la Generalitat en Mauthausen, donde recordó a «todas las personas que durante tantos años vivieron una ignominia en muchos campos y subcampos de alrededor».

«La represión por la manera de pensar, sentir, amar … en definitiva, la represión. Perseguir, deportar y asesinar a personas por ser como son no tenía nombre, a esto nos enfrentamos como el reto democrático más importante», remarcó la consellera catalana.

Ciuró incidió en la necesidad de celebrar actos de este tipo para no olvidar a las víctimas, que lamentó que «cada vez son menos y hay el peligro de que el recuerdo se extinga».

«Debemos recordar siempre lo que pasó, tener muy presente que nunca bajo ningún concepto se pueden vulnerar los derechos fundamentales», agregó la consellera, en un acto en el que participaron también estudiantes de un instituto de Manresa.

VALENCIA

Rosa Pérez, por su parte, dijo en su intervención tener «la incómoda sensación» de que en España se llega tarde a la reparación y reivindicación de la memoria, puesto que, «por las circunstancias especiales que se dieron, las víctimas de los campos de exterminio han sido las grandes olvidadas».

Casi 10.000 españoles fueron deportados a diferentes campos de concentración nazis en Europa, de ellos unos 2.000 catalanes y unos 650 valencianos.

El legado y la memoria de estos republicanos españoles son representados y defendidos hoy por la Amical Mauthausen de Barcelona.

«Por todas las personas que padecieron el yugo fascista tenemos la obligación de construir día a día, codo con codo, un mundo mejor en el que la justicia y la dignidad humana no sean pisoteadas por la explotación, el odio y la violencia», dijo la consellera valenciana.

GUERRA DE ESPAÑA

El secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, declaró ante el monolito a los españoles que «fueron luchadores por la libertad en la guerra de España».

«Me gusta hablar de la guerra de España y no de la Guerra Civil (1936-1939) para que no se confunda que aquello fue una guerra entre hermanos», remarcó en un emotivo discurso.

«La memoria de España, de los republicanos españoles que murieron en Mauthausen, forma parte de la memoria de Europa», dijo Martínez y destacó la idea del «ahora más que nunca, nunca más», para impedir la llegada de nuevos autoritarismos.

«Estos hechos parecen muy lejanos y difuminados por una cantidad de información inmensa, noticias falsas y negacionismos. Es importante que contemos la memoria de la barbarie tanto en los campos de exterminio nazi como los campos de concentración españoles», subrayó Martínez después en declaraciones a Efe.

BARCELONA

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, dijo en el acto central que tanto el Estado español como las diferentes administraciones «no han estado a la altura» a la hora de conmemorar a las víctimas del fascismo.

En declaraciones a Efe la edil destacó que las instituciones deben «pedir disculpas oficialmente» respecto a la legislación sobre memoria histórica, que considera «insuficiente y que llega tarde».

«Creo que es hora que se hagan actos de memoria, justicia y reparación a la altura de una democracia. No hay democracia sin antifascismo y ya es hora que el conjunto del Estado y de todas las administraciones se incorporen como pieza central», señaló la alcaldesa y advirtió de nuevas tendencias autoritarias.

Martínez, por su parte, reconoció que «se llega tarde» en cuanto a las políticas de memoria y que se debe «hacer más», aunque defendió la gestión del actual gobierno.

MÁS ALLÁ DE LOS PARTIDOS

«Hoy en día, en España se están exhumando 380 fosas, como nunca se había hecho. Estando a pie de fosa es cuando te das cuenta que aquello que dicen de ‘reabrir heridas’ es totalmente incierto», dijo el secretario de Estado, quien se mostró convencido de que no hay vuelta atrás en cuestión de memoria histórica en España.

«No es una cuestión de un partido u otro, es una cuestión de humanidad y derechos humanos. No debe entrar en la lucha partidaria. Es un deber moral y antes o después se deberá normalizar como hacen en Europa. Los partidos de derechas deben homologarse a los otros partidos de derecha europeos», concluyó Martínez.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), unas 200.000 personas pasaron por Mauthausen, donde más de 7.000 republicanos españoles fueron deportados a este lugar, situado a unos 160 kilómetros al oeste de Viena.

Más de 4.000 de estos republicanos españoles murieron asesinados en Mauthausen y una importante parte de los supervivientes nunca pudo volver a España bajo el régimen franquista y tuvo que exiliarse en Francia u otros países.

Marina Sera

(c) Agencia EFE