Expertos dudan de las posibilidades legales de impedir el traslado de bienes de Meirás

Expertos dudan de las posibilidades legales de impedir el traslado de bienes de Meirás

La Xunta carece de un listado exhaustivo del resto de los bienes, que no fueron objeto de la demanda – Los Franco no podrán mover las estatuas del Mestre Mateo sin permiso

Antares Pérez

 Sada 09.11.2020

laopinioncoruna.es

 
La inminente entrega del pazo de Meirás al Estado ha abierto otro melón, el del origen y titularidad del patrimonio que atesora intramuros: obras de arte, antigüedades, piezas arqueológicas y etnográficas que los Franco reunieron durante más de ochenta años y cuyo valor total se desconoce. Los descendientes del dictador abrieron la caja de los truenos al avanzar a La Razón que preparan la inminente mudanza y que precisarán entre treinta y cincuenta camiones para vaciar este Bien de Interés Cultural antes de entregar sus llaves al Estado.

El Concello de Sada y la Delegación del Gobierno en Galicia afirmaron ayer que no les consta ningún trasiego de camiones y que han dado instrucciones a la Policía y a la Guardia Civil para que informen de cualquier movimiento. «Que sepamos, no hay nada», explicaba ayer un portavoz de la Delegación.

Lo cierto es que el contenido del pazo de Meirás no fue objeto de la demanda del Gobierno, que limitó su reclamación al edificio y las fincas intramuros, por lo que el futuro de las joyas que esconden As Torres está en el aire y expertos y representantes de administraciones que intervinieron en el proceso consultados por este diario cuestionaron las posibilidades legales de impedir la salida de bienes.

Desde la Delegación del Gobierno avanzan que pedirán a la Justicia que se inventaríen todos los elementos del interior del pazo antes de su entrega provisional, tal y como reclama el BNG, que ha reclamado también medidas cautelares para salvaguardar los bienes «fruto del expolio franquista».

Las únicas piezas blindadas a priori ante una mudanza sin previo aviso son las esculturas de Abraham e Isaac atribuidas al Mestre Mateo. Las esculturas son Bien de Interés Cultural desde julio de 2019, y según recoge el decreto de su declaración como BIC, los Franco deben pedir autorización para su traslado, un extremo en el que incidía ya el sábado el alcalde de Sada, Benito Portela, y en el que hizo también hincapié ayer la Consellería de Cultura, que aclaró que no ha recibido ninguna comunicación sobre su posible mudanza. La ley de patrimonio establece que los titulares de bienes muebles declarados BIC, como el caso de las esculturas del Mestre Mateo, deben solicitar autorización para su traslado y recoge multas de 300 a 6.000 euros en el caso de mudanzas de comunicación previa y de hasta 150.000 euros en caso de que se deriven daños graves o irreparables por este traslado.

Otros elementos de titularidad controvertida que atesora el pazo son 3.200 libros de Emilia Pardo Bazán. Los fondos fueron catalogados por la Real Academia Galega, que ha reclamado su declaración de Bien de Interés Cultural para velar por su conservación y uso público. En el caso de que la Xunta abra expediente para declarar BIC esta colección, podría solicitar medidas cautelares para intentar evitar su traslado, según expertos consultados por este diario.

https://www.laopinioncoruna.es/coruna/2020/11/09/expertos-dudan-posibilidades-legales-impedir/1549571.html