Franco, borrado de Vigo

El último escudo franquista emplazado en un edificio público de Vigo, la fachada de Santa Irene, desaparecerá antes de un año con la reforma del instituto, anunció ayer en la ciudad la conselleira de Educación. 
 
jose teo andres 15/10/2019 22:36 h.

La conselleira de Educación, Carmen Pomar, anunció que la Xunta aprovechará la reforma integral del Santa Irene para eliminar el escudo franquista que preside la fachada y que es el último que quedaba en la ciudad, al menos visible. Todos los anteriores fueron retirados de lugares públicos, la mayoría antes de que se aprobara la Ley de Memoria  Histórica, pero el del instituto seguía -y sigue- ahí, quizá porque no es fácil darse cuenta de su presencia. En el pasado ha habido varias iniciativas incluso en el Concello para suprimir el emblema, pero no habían prosperado hasta ahora. 

Pomar indicó que el departamento autonómico de Educación invertirá un millón de euros para que en el próximo curso, 2020-21, ya esté el centro educativo más antiguo de Vigo en mejores condiciones. Las reformas afectarán a las aulas, a los tejados y también la entrada principal, que hoy está presidido por una escalinata que incumple todas las normas sobre facilitar la accesibilidad. Será durante dicha campaña cuando se procederá a la eliminación del escudo del águila, tapándolo en primer lugar. No especificó si se instalará otro con el diseño legal desde hace casi 40 años o simplemente desaparecerá. 

«Vamos a poner en marcha la reforma de este edificio, que es histórico y por ello necesita un tratamiento singular de sus elementos y estructura siguiendo las calificaciones de Patrimonio», indicó Carmen Pomar, que realizó una gira por el instituto acompañada de la actual directora, de la delegada de la Xunta, Corina Porro, y del jefe territorial de Educación, César Pérez Ares, entre otros. En esta operación, Pomar incluye el fin del escudo «que será tapado y eliminado», dijo.

Otros emblemas del régimen franquista tuvieron similar fin a lo largo de los años. El que estaba en la fachada del Rectorado, luego Alcaldía y mañana sede de Zona Franca, en Areal,  fue sustituido por uno de la ciudad siendo Corina Porro alcaldesa. También había símbolos anteriores a la Constitución en otros edificios públicos como la Casa das Artes, Aduana, la Estación Marítima y Correos que fueron sustituidos por el hoy oficial, sin águila imperial ni yugos y flechas. El último en ser pulido presidía el frontal de la antigua sede de la Sociedad de Estiba, en Areal

La Cruz del Castro -que había sido inaugurada por Franco- se ha salvado  gracias a que la primera Corporación democrática decidió suprimir toda la simbología que acompañaba al monumento franquista para dejar la cruz desnuda y como un icono de reconciliación. El juez dio por validez su mantenimiento al haber sido despojada de todos los elementos franquistas. Mucho antes, en 1979, se suprimió el callejero franquista, que apenas ya se recuerda.

https://www.atlantico.net/articulo/vigo/franco-borrado-de-vigo/20191015223638734588.html