La Fosa de Alfacar entrando en octubre – Una bala que podría conducir al lugar del asesinato de García Lorca

La Fosa de Alfacar entrando en octubre

CNT/FAL | 04/10/2016 

Sònia Turon, Patricia Aznar, Laia Creus y Izaskún Ruiz-de Arbulo

Desde el día 19 que empezó la excavación han pasado muchas cosas, buenas y malas, como en cualquier proyecto.

La excavadora “se comió” cientos de metros cúbicos del relleno que, en la ladera de la montaña que tuvo tantos usos, algunos fatales y perversos (como las muertes de los que buscamos o los pases de revista de Queipo de Llano), echaron para construir el ya mencionado campo de futbol. Siete metros en bajada en una imagen impactante del cambio y los cambios en las estratigrafías de las tierras, que nos permiten leer el proceso, y en el mismo gran hueco en la tierra. Después, en el mejor estilo arqueológico, se empezó una excavación paralela dejando un muro testigo entre las dos.

Y, tras el paso del georadar y los estudios geográficos e incluso el vuelo de un dron para obtener imágenes cenitales (y otras cosas, como por ejemplo la obtención de unos videos caseros que mostraban el uso de la zona, en los primeros 90 del siglo pasado, como pista de motocross), llegamos a la conclusión de que la “zona 0” se encuentra en esta segunda área.

Problema (uno de tantos pero importante): que la pala excavadora que tenía que continuar el trabajo de la primera fue retirada por una queja del PP que afirmó que no se podían utilizar medios de mantenimiento de carreteras para este trabajo, aunque la Ley de Memoria de Andalucia dice que “se debe” ayudar a cualquier proyecto de este tipo…. Y entre pique político y pique político nos quedamos sin pala hasta el 3 de octubre, día tenso porque también llegó tarde, para poder quitar las terreras y continuar bajando en los puntos donde hay indicios de los pozos.

Obviamente, mientras tanto hemos continuado trabajando a mano, haciendo los perfiles, los sondeos, los marcajes, buscando más documentación y hablando con los medios…. a veces buscándonos ellos y a veces buscándolos nosotros porque, además de la cuestión de la pala, reapareció  la familia Lorca atacando el proyecto a través de menospreciar la capacidad de Miguel Caballero, el investigador que, de alguna manera, empezó esta historia. Están en contra de la búsqueda aunque se ha dicho por activa y por pasiva que nosotros no le buscamos… pero ahí están, una familia de señoritos, desde siempre, a quien la teoría de que Lorca no fue asesinado por “rojo y maricón”, sino que mediaron rencillas económicas y de poder entre familias, pues como que no les gusta.

En la parte no solo grata sino que nos distingue y mucho, las visitas, colaboraciones y solidaridad de los compañeros. Granada, con quien pudimos compartir una asamblea, Málaga, Córdoba… han ofrecido manos, información sobre los compañeros asesinados, una carpa para dejar de cocernos al sol, abrazos, colaboraciones económicas, de todo…. una emoción auténtica y una calidez que nos empuja más, si cabe. A todos, cariño y agradecimiento.

En cuanto a “nuestro equipo”, ya han llegado las que faltaban. Estamos completas.

Continuamos, pues, la búsqueda de nuestros compañeros y de cualquier víctima, con cualquier nombre, que pueda hallarse en los pozos. Los nombres, en este enclave, en el vecino barranco de Viznar, donde centenares de restos esperan a poder contar su historia, y en tantos otros lugares de la península son tantos que, el levantamiento de esta fosa, más allá de su importancia como tal, querríamos que sirviese de símbolo contra la maldición del olvido y la falta de reparación que pesa como una losa sobre este triste pais.

—————————————————————————————————————————————————————————————————————————-

ARQUEÓLOGOS INVESTIGAN UN POZO COMO POSIBLE ENTERRAMIENTO DEL POETA GRANADINO FUSILADO

EL PLURAL.COM | JUAN LUIS VALENZUELA @tetemalo | 5-10-2016 

Años y años de búsquedas fracasadas, numerosa y tristes frustraciones acumuladas y la heroica lucha de los memorialistas empeñados en encontrar los restos del universal poeta de Fuente-Vaqueros, podrían resarcirse ahora si las labores de un equipo multidisciplinar que busca en Alfacar desde hace más de dos semana fosas comunes de la Guerra Civil, donde podrían yacer los restos de Federico García Lorca, finalizan con éxito.

Incógnitas y falta de acuerdo

Como informó ELPLURAL.COM recientemente al cumplirse los 80 años del asesinato del poeta, las incógnitas y desacuerdos y disputas familiares rodean tanto el lugar donde fue enterrado como la fecha concreta del cruel acto de las balas reventando su frente. Hay cierto consenso en que lo asesinaron a las 4:45 horas del 18 de agosto de 1936 cerca de la capital granadina. Sus restos se hallarían junto a los de los de un maestro republicano, Dióscoro Galindo, y los de los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, fusilados con él. 

Hipótesis sobre el lugar

Hoy ha surgido un rayo de luz al encontrarse restos de una bala en en el terreno del Peñón del Colorado de Alfacar, lugar cercano a Granada y señalado por el investigador Miguel Caballero en su libro ‘Las trece últimas horas en la vida de García Lorca’ y refrendado anteriormente en otro libro, ‘Los últimos días de García Lorca’, escrito por el falangista Eduardo Molina Fajardo.

Una camisa de un viejo proyéctil podría abrir camino hacía la insensante labor y objetivo del hallazgo de Federico. Este equipo de arqueólogos y especialistas volverá mañana a utilizar el georradar después de avanzar en una segunda cata del terreno, al hallarse restos de una bala.

Un pozo como enterramiento

El arqueólogo y presidente de la asociación «Regreso con Honor» que desarrolla la iniciativa, Javier Navarro Chueca, ha revelado que las dos jornadas con maquinaria pesada han permitido eliminar más de 200 metros cúbicos de terreno y profundizar en la cata en la que buscan los pozos que pudieron servir como fosas comunes. Esta limpieza «gruesa» se va a realizar en el terreno del Peñón del Colorado en el que sus investigaciones sitúan las fosas comunes. Esta zona ya ha sido señalada por otros investigadores como posible lugar del asesinato y enterramiento de García Lorca.

Información más precisa

Este equipo multidisciplinar ha encontrado la «camisa de una bala», los restos de un proyectil que analizarán de manera pormenorizada para saber con qué tipo de arma se disparó y si se puede vincular a ejecuciones o a prácticas del campo de instrucción que se ubicó en la zona o a unos fines diferentes. A partir de ahora se va a volver a utilizar el georradar que ya analizó los cambios del terreno la semana pasada y que, al estar ahora en una cata más profunda podría ofrecer información más precisa.

El equipo de trabajo de campo de «Regreso con Honor» ha incrementado las evidencias sobre uno de los tres pozos señalados en sus investigaciones y va a comenzar también las tareas de «limpieza fina» del terreno. Se trataría de los pozos que pudieron haber servido como lugar de enterramiento del maestro republicano Dióscoro Galindo y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollás, supuestamente fusilados y enterrados junto a García Lorca.

Esta última búsqueda de fosas comunes centra el trabajo de campo en la zona del Caracolar, un área donde el mismo equipo trabaja desde 2013 y ubicada a unos quinientos metros del paraje en el que la Junta intervino sin éxito en 2009.

Impulso de la CNT y familiares de los otros asesinados

La nueva búsqueda de fosas comunes apoya las pretensiones de Nieves García Catalán, acogida desde pequeña por la familia de Dióscoro Galindo, y del sindicato CNT, considerado «familia política» de Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, dos anarquistas también asesinados supuestamente junto al poeta. El proyecto sustenta su trabajo en estudios documentales, geoarqueológicos y paleogeográficos y «Regreso con Honor» confía en que sea el definitivo.