Los municipios de Badajoz conservan más de 250 vestigios en homenaje a Franco en plazas y calles

► El Comité Provincial de Expertos de la Memoria Histórica de Badajoz ha elaborado un catalogado a instancias de la Diputación 

► La institución provincial mantiene su ‘no’ a subvencionar aquellos pueblos que mantienen simbología franquista. Insta a 70 localidades a cumplir la Ley de Memoria Histórica

► El catálogo elaborado diferencia tres tipos de símbolos: los de obligada eliminación (para recibir ayudas), los de eliminación recomendada o aquellos en los que se pide la reinterpretación del símbolo

ELDIARIO.ES | JESÚS CONDE | 15-12-2017

Cruces de los caídos, placas a los mártires y José Antonio Primo de Rivera. Calles con nombres de alcaldes y jueves militares de la dictadura. Incluso un pueblo con el topónimo ‘Del Caudillo’.

Son algunos de los vestigios que honran la figura del franquismo y que perviven hoy en plazas y calles de la provincia de Badajoz. La sombra del franquismo sigue viva en menciones especiales, símbolos falangistas y dedicatorias a los protagonistas de la sublevación militar.

El Comité Provincial de Expertos de la Memoria Histórica de Badajoz ha catalogado a instancias de la Diputación provincial un total de 253 restos de la Guerra Civil y la dictadura en los municipios pacenses: 121 topónimos, 116 vestigios simbólicos y 16 placas de viviendas.

Este catálogo será el libro de cabecera de la Diputación, que quiere retirar las subvenciones públicas a aquellos pueblos que mantienen los homenajes a la dictadura militar, y que por tanto incumplen la  Ley de Memoria Histórica.

El presidente de la Diputación, Miguel Ángel Gallardo, recuerda que las subvenciones de la institución son «de libre concurrencia», y cada ayuntamiento decide si concurrir o no. Aquellos que decidan hacerlo deben cumplir con la ley, sin más.

En este caso interpreta que uno de los preceptos para recibir la partida es el cumplimiento de esta norma específica, y «cuando alguien concurre a subvenciones públicas conforme a unas bases, tiene que cumplir esas bases».

El catálogo

El catálogo es aún provisional e incluye a 70 municipios, que están recibiendo la información para hacer alegaciones si lo desean.

En el caso de los vestigios ‘toponímicos’ se propone la eliminación total del nombre y retirada de placas en 72 casos, y en dos la eliminación oficial del topónimo (Guadiana del Caudillo y Villafranco). En otros 16 insta a la declaración modificando el motivo del nombre y en 31 se recomienda el cambio, pero es una decisión local, informa Efe. El catálogo se diferencia en tres tipos: los de obligada eliminación, los de eliminación recomendada o aquellos en los que se pide la reinterpretación del símbolo.

Se incluye en algunos casos calles con los nombres de los países de Italia, Alemania y Portugal, para los que se propone la declaración del cambio de ‘motivo’. Se trata de vías declaradas así en su momento en homenaje a los regímenes nazi, fascista y salazarista.

Miguel Ángel Gallardo aclaró este viernes que en el caso de calles ‘tan simbólicas’ de Badajoz como Ricardo Carapeto o Fernando Calzadilla, la Diputación «sólo recomienda su eliminación, pero la decisión es municipal». Son alcaldes franquistas, pero de décadas posteriores al levantamiento militar y a la guerra.

Sólo son de obligada eliminación aquellos «personajes o símbolos que participaron directamente en la contienda o forman parte de la propaganda del Franquismo». En este caso sí sería de obligada retirada (para recibir una partida pública) la calle dedicada al ministro franquista Díaz Ambrona». Para el caso de aquellos de eliminación recomendada, la no eliminación no implica la pérdida de las subvenciones.

Los municipios

El municipio con más vestigios es precisamente Badajoz, que conserva 19 restos, con nombres de alcaldes franquistas como Fernando Calzadilla (alcalde y jefe de la Falange entre 1941 y 1944), junto con parques como el de la Legión.

Le sigue el municipio de Villanueva de la Serena, que acumula 12 restos, y donde destaca el caso del estadio de fútbol que lleva el nombre de Romero Cuerda, alcalde franquista en los años 70. También placas homenaje a José Antonio o recuerdos a Ruiz de la Serna, gobernador civil franquista.

Guadiana del Caudillo

Guadiana del Caudillo es uno de los nombres ‘imprescindibles’ de esta lista. Resulta inevitable no fijarse en este municipio, que ha emprendido su propia cruzada contra la Diputación interponiendo  una querella criminal por «coacción y amenazas» en el Juzgado de Instrucción de Badajoz, ante una hipotética pérdida de subvenciones.

El catálogo recoge que debe eliminarse el topónimo que da nombre a la localidad, así como la retirada del escudo franquista y la placa fundacional que prevalecen en la fachada del ayuntamiento, y que hacen una mención al dictador.

Más localidades

Mérida suma siete símbolos, entre ellos las placas de dos grupos de viviendas en La Antigua y las Sindicales; junto con nombres como Juan Francisco Baviano Giner, primer alcalde franquista; o Baldomero Díaz de Entresoto, escritor y juez militar.

También auspicia siete símbolos Zafra, entre ellos los alcaldes franquistas Antonio Chacón, Antonio Zoido y Manuel Álvarez. Suman también siete vestigios inconstitucionales Montijo y Puebla del Maestre, ésta última localidad con una plaza a José Antonio y una calle a Queipo de Llano, general sublevado.

Don Benito conserva 6 símbolos, destacando una cruz de los caídos franquista y placas de viviendas franquistas, entre otros. El mismo número alberga el municipio de Alburquerque. Alconchel, Castuera, Fregenal de la Sierra, Guareña y Oliva de la Frontera, así como San Vicente de Alcántara, Santa Amalia y Talarrubias, son otros de los municipios incluidos.

http://www.eldiario.es/eldiarioex/sociedad/municipios-Badajoz-conservan-vestigios-Franco_0_718829056.html