Cádiz

La fosa del "Pareoro". Una historia abierta de represión y muerte

La revolución comenzó en Alcalá del Valle (Cádiz) el 25 de julio de 1936. El alcalde socialista y el comandante de puesto de la Guardia Civil habían tomado algunas medidas para salvaguardar la legalidad republicana, pero la entrada de la columna de milicianos procedente de Ronda (Málaga) mostró a todos, a los campesinos socialistas y anarcosindicalistas y también a la ahora atemorizada derecha política, que la resistencia contra el golpe no iba a ser una rutinaria conservación del orden público.

Resistencia y revolución

La represión fascista en El Gastor (Cádiz): la matanza de 1936

A mediados de agosto de 1936, un mes antes de la definitiva ocupación de El Gastor, los sublevados habían iniciado una cruenta represión en todos los pueblos y ciudades que estaban bajo su control, asesinando a sus adversarios ideológicos, a los militantes de organizaciones de izquierdas que se habían señalado por participación en conflictos políticos y sindicales, y muy especialmente a quienes fueron líderes y dirigentes de las organizaciones u ocuparon cargos institucionales durante la República.

Represión militar sobre la población de Chipiona: Julio-Diciembre de 1936.

El golpe militar triunfó sin oposición alguna, durante las dos jornadas siguientes al golpe militar y sin desarrollarse ningún tipo de violencia ni disturbios sociales. Pero no por ello se frenaron las actuaciones contra las autoridades republicanas y contra población civil considerada de izquierdas. Los golpistas habían preestablecido la severidad con la que se iban a tratar a cualquiera que pudiese suponer un problema para el triunfo del golpe militar.

Luces y sombras de la Historia de Chipiona. Segunda República, Guerra Civil y represión militar.

Prólogo

Introducción

1. La Segunda República en Chipiona
1.1. La transición hacia la Segunda República
1.2. Evolución política en la Chipiona republicana
1.2.1. La etapa reformista
1.2.2. El gobierno radical-cedista
1.2.3. El Frente Popular
1.3. Movimiento obrero y conflictos sociales

Antonio Leal Aguilera. El zapatero que escondió a Vicente Ballester

El número de escritos que existen sobre Vicente Ballester Tinoco (Cádiz, 1903-1936) no son pocos. De hecho este dato creo que es diametralmente opuesto a la gran indiferencia -y lo que es peor, desconocimiento-, que la ciudad de Cádiz tiene hacia su persona. Aquél que a raíz de su violenta muerte, hace ahora 76 años, fuera convertido en mito del anarquismo andaluz, había sobrevivido durante dos meses en casas de distintos vecinos de la ciudad que fueron dándole cobijo y protección frente a los golpistas.

A todos se les aplicó el bando de guerra. Torre Alháquime 1936.

“¡Qué pasaría en ese pueblecito de la sierra para que fusilaran a tantos muchachos!”, exclamó el funcionario del Archivo Provincial de Cádiz cuando me enseñó el listado de vecinos de Torre Alháquime que estuvieron presos en el Penal del Puerto de Santa María. Entre ellos había nueve que salieron de la cárcel para ser fusilados la madrugada del 2 de julio de 1937. Son muchos muertos cuando hablamos de un pueblo que entonces apenas rebasaba los mil doscientos habitantes.

Páginas

Suscribirse a RSS - Cádiz