Pamplona. El Parlamento navarro rechaza la condecoración a dos franquistas

Los grupos de oponen a la decisión de Barcina y piden reconocer a las víctimas del régimen

El Pais |  | Pamplona | 15-11-2014

La entrega de la Medalla de Oro de Navarra es, tradicionalmente, el acto central del Día de la Comunidad, el 3 de diciembre. Concita anualmente a todos los grupos del fragmentado arco político para reconocer a una persona o una institución. Sin embargo, este año, salvo que el gobierno de Yolanda Barcina (UPN) dé marcha atrás, sólo estarán representados regionalistas y PP, quedando fuera el resto, que suma mayoría. El motivo está en la decisión de Barcina de entregar el galardón a Félix Huarte y Miguel Javier Urmeneta, vicepresidente de la Diputación y alcalde de Pamplona respectivamente, durante el franquismo. La junta de portavoces del Parlamento ha aprobado una declaración que pide la revocación de esta decisión y que el galardón vaya a parar a los familiares de los 3.400 asesinados en la comunidad durante el franquismo.

El ejecutivo navarro comunicó el pasado 12 de noviembre su propuesta de entregar la medalla a título póstumo a Huarte y Urmeneta en el 50 aniversario de la puesta en marcha del plan de promoción industrial que ambos desarrollaron y que supuso “la base esencial para el desarrollo actual de Navarra”. El gobierno de Barcina argumenta que se quiere reconocer “a todos los que propiciaron ese despegue” y añade que lo personaliza “de manera simbólica” en Huarte y Urmeneta.

Símbolo que la mayoría del arco político navarro considera “un grave agravio a las víctimas de la dictadura”, teniendo en cuenta que ambos formaban parte de la administración durante el franquismo. En Navarra, donde el golpe del general Franco triunfó el mismo 18 de julio de 1936, gran parte de los desaparecidos durante aquellos años aún no han sido encontrados y el hecho de que el último 3 de diciembre de la legislatura sea dedicado a dos dirigentes de aquella época ha reabierto heridas.

Félix Huarte Goñi ocupó la vicepresidencia de la Diputación Foral de Navarra entre 1964 y 1971. La dictadura franquista respetó la autonomía económica navarra debido a la adhesión de este territorio a su golpe militar. Huarte hizo fortuna como industrial y constructor. Entre las obras realizadas por su empresa está el Valle de los Caídos, en Somosierra. En la construcción del monumento, que alberga hoy las tumbas de Franco y del fundador de Falange José Antonio Primo de Rivera, fueron utilizados presos republicanos que trabajaban en condiciones de esclavitud. Durante la década de 1950, mientras se terminaba el Valle, la constructora de Huarte facturaba más de 7.000 millones de pesetas, unos 42 millones de euros. La de Huarte es considerada como una de las mayores fortunas de la historia de Navarra.

Por su parte, a Urmeneta se le considera el artífice, como alcalde, de la ampliación de Pamplona entre 1958 y 1964. Participó en el plan industrial y en la puesta en marcha de la actual planta de Volkswagen Navarra, entonces Authi. Precisamente esa gestión se produjo por la coincidencia de Urmeneta con uno de los propulsores de esa empresa automovilística en la División Azul, la unidad de voluntarios españoles integrada en el ejército nazi que combatió contra la Unión Soviética entre 1941 y 1943. Antes de alistarse en esta división, Urmeneta ya había participado en la Guerra Civil como voluntario requeté.

Pese a la oposición de la mayoría del parlamento, la presidenta Barcina se mantiene en su decisión y ha pedido a los grupos de la oposición (PSN, EH Bildu, Geroa Bai e Izquierda-Ezkerra) que reflexionen sobre «la época y el tiempo de todos», ya que es «injusto evaluar a unas personas en función de su tiempo». Recalca Barcina que Navarra es la comunidad “más industrializada de España gracias a la semilla” de Huarte y Urmeneta. Por su parte, el portavoz de IE, José Miguel Nuin, uno de los promotores del rechazo parlamentario a la decisión del ejecutivo de UPN respondía que la diferencia está entre “quienes vivieron esa época en consejos de administración y los despachos oficiales y los que la vivieron en las cunetas, el exilio o la resistencia”.

http://politica.elpais.com/politica/2014/11/17/actualidad/1416248241_539950.html

+ info:

El Parlamento exige que se retire la Medalla de Oro a Huarte y Urmeneta

Todos los grupos, excepto UPN y PPN, piden que ese galardón reconozca a las 3.400 personas asesinadas durante el franquismo

Actualizada 17/11/2014 a las 15:06
 
El Parlamento de Navarra, con la oposición de UPN y PPN, exige al Gobierno foral que retire la concesión de la Medalla de Oro Navarra, a título póstumo, a Félix Huarte y Miguel Urmeneta como impulsores del proceso de industrialización llevado a cabo hace ahora 50 años.

Además, según la declaración institucional impulsada por toda la oposición, excepto el PPN, y aprobada esta lunes en la Mesa y Junta de Portavoces, se pide que ese galardón reconozca a las 3.400 personas asesinadas durante el franquismo, a través de las asociaciones de familiares de víctimas.

Ahora habrá que esperar la decisión que adopte el Ejecutivo al respecto, si bien, el portavoz parlamentario de UPN, Carlos García Adanero, ha dicho que cree que el Gobierno mantendrá su decisión.

En el caso de que el Ejecutivo no atienda a la demanda del Parlamento, el PSN ha avanzado que presentará una proposición de Ley foral que sustituya al Real Decreto que creó esta figura, que debe ser «la Medalla de Navarra, no la del Gobierno de turno». En él se establecerían unos parámetros de concesión en los que primarían actuaciones de progreso, democracia, paz y solidaridad.

Lizarbe, quien ha comentado que «no es la primera vez que se crea innecesariamente una polémica por el mal hacer del Gobierno», ha opinado que con esta decisión parece que se quiere homenajear «a la derecha gobernante del régimen franquista».

Y ellos no están dispuestos a «homenajear a la Navarra en blanco y negro de los 60 desde la Navarra en color de 2014″, tras lo que ha añadido que si de lo que se trata es de ir haciendo justicia esta medalla debería ser para los represaliados y en futuro se deberá proponer reconocer al «movimiento obrero».

La declaración es «lo suficientemente contundente como para que el Gobierno de Navarra no se muestre impermeable», ha afirmado el portavoz de Bildu, Maiorga Ramirez, quien ve una «provocación» y «mala intención» en la decisión del Gobierno.

Ramírez ha rechazado que se reconozca a quienes colaboraron con el régimen franquista y al mismo tiempo ha defendido que se reconozca a las 3.400 personas asesinadas durante el franquismo.

El portavoz de Aralar-NaBai, Patxi Zabaleta, ha coincidido en la necesidad de retirar ese reconocimiento, aunque ha precisado que Miguel Urmeneta, a quien conoció, merece su alabanza por su actuación en hechos concretos al no haber aceptado un cargo político por exigir la amnistía de los presos políticos.

Ha remarcado que las medallas deben ser «pactadas en principios de democracia, progreso y avance económico, juntando todo, pero no queriendo hacer que el enriquecimiento sea bueno siempre».

El portavoz de I-E, José Miguel Nuin, quien ha considerado una «ofensa» la concesión de la medalla, ha remarcado que «no vale el argumento de que a cada persona le tocó vivir su época y ahí diluir cualquier responsabilidad», ya que ése es «un planteamiento tramposo».

«Puestos a reconocer méritos hay que hacerlo a quienes supieron oponerse y resistirse a un régimen ilegítimo», ha agregado.

El parlamentario no adscrito de Geroa Bai Manu Ayerdi ha expresado su deseo de que el Gobierno rectifique, aunque es escéptico, y ha avanzado que apoyará las iniciativas que la oposición adopte al respecto.

En contra de la retirada se ha posicionado el portavoz de UPN, en cuya opinión, «se ha querido politizar de forma extrema un reconocimiento».
«Decir que no a su reconocimiento porque vivían en una época determinada es un argumento bastante pobre», según García Adanero, quien ha sostenido que es «compatible vivir en un estado democrático y en este momento reconocer la transformación de la sociedad navarra en un momento dado».

Una postura similar ha mantenido la popular Ana Beltrán, quien ha calificado la decisión de la «oposición de izquierdas» de «sectaria e injusta», que responde a una «obcecación» para que «no se promocione o premie a cualquier cosa que conlleve progreso.

Si la razón para no conceder la medalla es que vivieron en la etapa franquista, tampoco se podría haber otorgado ese reconocimiento a organizaciones como Cruz Roja, ONCE, el Orfeón pamplonés o la Casa de Misericordia, que se desarrollaron en esa época, ha añadido.

http://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/mas_navarra/2014/11/17/el_parlamento_exige_que_retire_medalla_oro_huarte_urmeneta_183872_2061.html