Querella Argentina. ACTUALIZADO.Victimas del franquismo piden a Bruselas que obliguen a España a juzgar a los exministros Martín Villa y Utrera Molina

Víctimas del franquismo piden a Bruselas que obligue a España a juzgar a los exministros Martín Villa y Utrera Molina

Eurodiputados de Podemos, IU, PNV, ICV y Bildu, a petición de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina, presentarán una moción en los próximos días en el Parlamento Europeo, que celebra desde ayer las jornadas ‘Con impunidad no hay democracia’.

Público/ ALEJANDRO TORRÚS / 23/09/2015

BRUSELAS.- Chato Galante fue salvajemente torturado por luchar contra la dictadura en España. Fue detenido hasta en cuatro ocasiones como miembro de la lucha estudiantil. Todas ellas fue vejado, golpeado y humillado. La más grave, no obstante, fue la segunda. «El secreto era tratar de que no te tiren porque si caes no te levantas», señala a Público Galatante, que en aquella ocasión llegó a permanecer hasta 14 días interno en la Dirección General Seguridad sin que su familia ni su abogado supieran donde estaba.

Con estos recuerdos en la memoria, ayer lunes en el Parlamento Europeo, Galante anunció que volvería a Bruselas y «a cualquier punto de este planeta» para obtener justicia. Galante no olvida que para el Estado español sigue siendo un delincuente por su lucha contra el Estado español mientras que los que mandaban al pelotón de fusilamiento contra los que luchaban por la libertad con su ‘enterado’ en el Consejo Ministros tienen una jubilación de ensueño y toda la protección del aparato estatal.

«Se cumplen ahora 40 años de los últimos fusilamientos del franquismo. Dos de los ministros que mandaron asesinar a los jóvenes están aún vivos. De hecho, Fernando Martín es miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas», ha asegurado Galante.

Ante la impunidad de la dictadura en el Estado español, los eurodiputados españoles Miguel Urbán (Podemos, GUE/NGL), Izaskun Bilbao (PNV, ALDE), Marina Albiol (IP, GUE/NGL), Josu Juaristi (EH-Bildu, GUE/NGL) y Ernest Urtasun (ICV, Greens/ALE), a petición de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina (CEAQUA), presentarán una moción en el Parlamento Europeo que insta a la Comisión Europea para que «adopte las medidas necesarias» para que España someta a juicio a las 17 altos cargos de la dictadura franquistas que han sido imputados por la Justicia argentina dentro del proceso judicial abierto en el Juzgado número 1 de Buenos Aires en virtud de la Justicia Universal.

Entre los 17 imputados se encuentran los exministros de la dictadura Utrera Molina y Fernando Suárez; y el exministro de la Transición Rodolfo Martín Villa. «Igual que nosotros estamos peleando en Argentina desde el terreno jurídico hay que pelar desde aquí, Bruselas, en el terreno político. No se puede permitir que un país como el nuestro siga haciendo capirotes con los derechos humanos», ha denunciado Chato.

La moción, a la que ha tenido acceso Público, pide que la Comisión se ampare en el cumplimiento de la «norma convencional y consuetudinaria de Derecho Internacional aut dedere aut judicare y de conformidad con lo dictaminado al respecto por los Relatores Especiales de las Naciones Unidas».

De esta manera, la moción exige que el Gobierno remita a los juzgados españoles la resolución de la Justicia de argentina por la que llama a declarar a los 17 responsables franquistas y que estos presten declaración ante la Justicia española por su responsabilidades durante la dictadura española recordando que los crímenes contra la humanidad cometidos por el franquismo no prescriben nunca.

Asimismo, la moción señala que en el caso de que no sea posible que España juzgue a los responsables, la Comisión obligue a España a extraditar a Argentina a los 17 llamados a declarar por la justicia del país sudamericano. «Juzgar o extraditar», resume Carlos Slepoy, el abogado español de las víctimas del franquismo.
Jornadas en el Parlamento Europeo

Las Jornadas sobre Justicia Universal y Memoria Histórica que arrancaron ayer en el Parlamento Europeo, organizada por los eurodiputados Miguel Urbán (Podemos, GUE/NGL), Izaskun Bilbao (PNV, ALDE), Marina Albiol (IP, GUE/NGL), Josu Juaristi (EH-Bildu, GUE/NGL) y Ernest Urtasun (ICV, Greens/ALE) con el nombre de Con impunidad no hay democracia, juzgar los crímenes de la dictadura franquista, tratan de realizar un recorrido que parte de la rememoración de los crímenes del franquismo y de otras dictaduras en Europa a través del testimonio de las propias víctimas.

Así, las Jornadas, que arrancaron este lunes con la representación del actor Juan Diego Botto del monólogo El privilegio de ser perro, también abordarán la actualidad de los casos de justicia universal abiertos, así como los desafíos que presenta la lucha contra la impunidad por delitos contra la humanidad.

En las jornadas intervendrán víctimas del franquismo y activistas de la memoria como Manuel Blanco Chivite, Chato Galante y Pablo Mayoral (CEAQUA), Josu Ibargutxi (Asociación de presos políticos Goldatu), Soledad Luque (Asociación Todos los Niños Robados son también mis Niños) y Merçona Puig Antich, hermana de Salvador Puig Antich, junto a representantes de la Justicia internacional y la Querella argentina como la Jueza María Romilda Servini, la defensora de DDHH Ana Messuti, el representante de la Asociación Pro Derechos Humanos de España, Manuel Ollé, y el Magistrado del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín, entre otros.

http://www.publico.es/politica/victimas-del-franquismo-piden-bruselas.html

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Especial: Últimas víctimas de Franco desde el Parlamento Europeo

El próximo martes nos vamos a Bruselas para emitir desde el Parlamento Europeo, un programa especial con motivo del 40 aniversario de los últimos fusilamientos franquistas.

Hablaremos con algunas víctimas del franquismo y con los protagonistas de la Querella Argentina, la primera contra los crímenes de la dictadura de Franco, que ha tenido que abrirse fuera de nuestras fronteras:

La magistrada María Romilda Servini de Cubría, abogado de la acusación Carlos Slepoy, y José María Galante, ‘Chato’, torturado por el inspector Antonio González Pacheco, “Billy, El Niño”.

Manuel Blanco Chivite, histórico luchador antifranquista condenado a muerte en uno de los últimos consejos de guerra de la dictadura.

Merçona Puig Antich, hermana del último ejecutado a garrote vil en España, Salvador Puig Antich.

Juan Diego Botto interpretará el monólogo de “Un trozo invisible de este mundo” y nos hablará de su propia historia como hijo exiliado de un desaparecido por la dictadura argentina.

Y Manuel Gerena, el flamenco antifranquista más vetado de la historia nos contará y cantará sus recuerdos.

Si quieres mandarles tus preguntas, envíanos un email, mándanos un mensaje de voz al 717.717.970 o participa en redes.Participa, comparte y recuerda.

http://www.memorialibertaria.org/content/las-v%C3%ADctimas-del-franquismo-en-bruselas-carne-cruda-les-dedicar%C3%A1-el-programa-del-martes-22#sthash.HuuMKrbJ.dpuf

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

+ info:

La casa de la memoria

eldiario.es/ Javier Gallego / 22/09/2015 – 08:29h

Mis sobrinas Julia y Lola han descubierto de manos de sus abuelos uno de mis juguetes infantiles favorito, un pueblo de casitas de cartón desmontables, en el que yo pasaba las tardes haciendo de urbanista y dejando vagar mi imaginación entre callejas como un paseante que se pierde en un laberinto de historias. Las dos niñas montaron orgullosas su primer pueblo. Para ellas son todavía casas vacías que tendrán que amueblar con sus vivencias, pero para mí es un hogar de la memoria, un lugar en el que habitan, a salvo del olvido, algunos preciosos recuerdos de la infancia.

Curiosamente, en un libro que estoy leyendo ahora, El refugio de la memoria, el historiador británico Tony Judt cuenta cómo las casas pueden funcionar como almacenes de recuerdos. Por culpa de una esclerosis lateral amiotrófica, pasó sus últimos años sin poder escribir por su propia mano, por lo que ideó un método para ordenar sus pensamientos antes de dictarlos. Los imaginaba guardados en estancias y muebles de un hotel de veraneo de su infancia que le traía gratos recuerdos. Después memorizaba el recorrido que le llevaba de unos a otros. De esta forma su mente se sobrepuso a su devastación física.

A mi abuelo Paco la devastación le afectó al cerebro. En sus últimos años, como tantos viejos, su cabeza se perdió en ese recorrido por los lugares de la memoria y ya no encontró la salida. Andaba siempre aturdido y asustado como una sombra que ha perdido a su cuerpo. En un minuto, te podía preguntar la hora varias veces. Creo que el pobre intentaba aferrarse al tiempo que se derrumbaba bajo sus pies.

Todo esto lo cuento porque España tiene un problema de memoria. Le han hurtado los episodios más oscuros y terribles de su historia reciente. Como mi abuelo no recordaba lo que había hecho un minuto antes, a este país no le dejan recordar lo que hizo hace tan solo 40 años, o sea, anteayer. España es como un abuelo desorientado que se pierde en el presente y no tiene futuro porque ha olvidado su pasado. Para caminar hacia delante hay que venir de atrás.

Ni siquiera se han podido juzgar en nuestros tribunales los crímenes más atroces de la dictadura. Las víctimas han tenido que acudir a la Justicia argentina para que se persiga a los torturadores, criminales y asesinos que siguen libres. Es una minoría la que sabe que somos el segundo país del mundo con más desaparecidos, más de 110.000, solo superados por el sanguinario régimen de Pol Pot en Camboya. Hasta ayer, literalmente, un juez no ha aceptado estudiar la exhumación de las fosas del Valle de los Caídos. Todo atado y bien atado. Los que ganaron la guerra siguen ganándola después de muerto Franco.

Se cumplen ahora 40 años de los últimos crímenes de la dictadura. Los mismos años que tengo. Nací cuando moría Franco, que no el franquismo. Sé quién soy y soy una persona adulta porque tengo mis recuerdos almacenados en mi pueblo de casas de la memoria. Pero a los españoles nos la ocultan como si fuéramos tan pequeños como mis sobrinas y no estuviésemos preparados para saber. Por eso nuestra democracia sigue en pañales y no madura. Un país sin memoria es tan desolador como una casa vacía, como un pueblo fantasma, como un abuelo tan indefenso que parece un niño: es una sombra que no encuentra su cuerpo.

La única manera de sobreponerse a la devastación que dejó la dictadura es hacer como Tony Judt, recoger los recuerdos que han quedado escondidos en los cajones de esta casa y sacarlos a la luz. Las víctimas merecen tener un refugio de la memoria. Se lo debemos por lo que lucharon por nuestra libertad. No es reabrir heridas, como dicen quienes las infligieron, es cerrarlas. Es cerrar el capítulo más negro de nuestra historia reciente porque el franquismo seguirá vivo y los muertos, remuertos, mientras no se haga justicia. Lo decía Juan Gelman, que perdió a un hijo a manos de la dictadura argentina, lo contrario del olvido no es la memoria, es la verdad.

Hoy a las 12h en www.carnecruda.es, ESPECIAL ÚLTIMAS VÍCTIMAS DE FRANCO DESDE EL PARLAMENTO EUROPEO.

http://www.eldiario.es/carnecruda/lo-llevamos-crudo/casa-memoria_6_433666633.html