San Fernando (Cádiz). Identifican los restos de Manuel de Sancha, primer militar que se opuso al golpe de 1936: su familia pide un entierro con honores 88 años después de su asesinato

 

 

Identifican los restos de Manuel de Sancha, primer militar que se opuso al golpe de 1936: su familia pide un entierro con honores 88 años después de su asesinato

Un laboratorio privado de Madrid confirma el positivo y su familia reclama un funeral con honores

Un laboratorio genético de Madrid ha confirmado a más del 99,9 por ciento que los restos encontrados en una fosa del cementerio de San Fernando (Cádiz) corresponden a los de Manuel de Sancha, considerado el primer militar que, en la península, se opuso al golpe de estado de 1936, razón por la que fue fusilado, junto a otros compañeros, el 28 de agosto de aquel año. Su familia siempre supo dónde estaban sus restos, pero no fue hasta que se iniciaron las excavaciones en 2015 que se pudo reclamar su localización e identificación. La familia pide ahora un funeral con honores y representación del Ministerio de Defensa, que, de momento, ha declinado la solicitud y ha remitido al Ministerio de Política Territorial y Memoria Democrática.

Rosa de Sancha, la nieta de Manuel, tiene acumulados recuerdos desde niña visitando el cementerio de San Fernando, donde sus tías dejaban flores en el suelo y se molestaban si alguien pisaba por allí. Porque ese era el lugar donde estaba su abuelo. Manuel de Sancha era entonces comandante jefe de la Infantería de Marina en San Fernando. Le dieron orden de sacar las tropas a la calle para respaldar a los sublevados. Pero él se negó. Así que lo detuvieron junto con otros militares. El 28 de agosto fueron fusilados. Manuel de Sancha, además de militar, era músico y tenía una activa vida social, de ahí que su muerte fuera muy sentida y, por eso, siempre se supo dónde fue arrojado su cuerpo.

A pesar de esa seguridad, el laboratorio de Granada donde la Junta paga la investigación de los restos encontrados en las fosas ofreció un resultado negativo. No es la primera vez que algo así ocurre. Así que la Asociación por la Memoria Democrática de San Fernando (Amede) realizó un informe de identificación presuntiva e instó a la familia a pagar una prueba genética privada, que ha comparado el ADN extraído de un diente con los de un nieto varón. El resultado fue enviado en un correo electrónico en la noche del martes 9 de julio. Con más del 99,9 por ciento, esos restos son los de Manuel de Sancha.

“No se puede describir la emoción. Es verdad que nosotros estábamos seguros de que sería así, pero que lo diga un papel y verlo escrito es una meta. Llegar a una meta que estábamos esperando desde hace muchos años”, ha explicado Rosa.

No es el final de esta historia. La familia y Amede quieren un entierro con honores para Manuel de Sancha y los militares que fueron valientes por oponerse al golpe de estado. “Con los civiles siempre ha sido más fácil. Pero parece que con los militares represaliados cuesta más”. Rosa quiere que su abuelo sea enterrado el 28 de agosto en el panteón familiar a escasos metros de donde ha estado enterrado todos estos años. Quiere el 28 de agosto porque coincide con el 88 aniversario del fusilamiento de su abuelo, pero está dispuesta a ceder en la fecha si sirve para que algún representante militar o alguna autoridad del Ministerio de Defensa pueda acudir a San Fernando a rendir honores a Manuel de Sancha.

Amede, que ya ha iniciado gestiones con el Ministerio de Defensa, se encontró con cierta receptividad inicial, pero en la última conversación mantenida le instan a hablar ya con otro Ministerio, el de Política Territorial y Memoria Democrática. “No es posible que nuestros militares no sean partícipes del cumplimiento de la ley de memoria democrática”. La reclamación de Amede incluye la presencia en el funeral de alguna autoridad civil o militar del Ministerio de Defensa y la actuación de la banda de Infantería de Marina para que tocase algunas de las piezas que compuso Manuel de Sancha. “Tenemos unas fuerzas armadas y un Ministerio que se olvidan de quienes se opusieron a un golpe de estado y fueron fieles al gobierno legítimo, y, en cambio, mantienen en el Panteón de Marinos Ilustres a tres militares que participaron en crímenes de guerra, como el bombardeo de gente que huía de Málaga a Almería”, recuerda el arqueólogo Jorge Cepillo, en alusión a Salvador Moreno, Francisco Moreno y Juan Cervera, que participaron en la conocida como “desbandá”. Es una reclamación de la Asociación de Memoria Militar Democrática, cuyo presidente, el capitán de navío retirado, Manuel de Prado, estará en San Fernando el 19 de julio a las 19:00 en un acto impartiendo una conferencia en el castillo de San Romualdo.

La identificación de Manuel Sancha ha coincidido con la de otro militar, cuya familia prefiere permanecer en el anonimato, Y con el negativo de otra, que ahora tendrá que seguir comparando el ADN con el de otras víctimas, lo que encarecerá aún más el proceso. Amede ve claro que debe cesar el acuerdo existente con la Universidad de Granada y la Junta de Andalucía porque no está funcionando. “Granada está dando una mayoría de resultados negativos, que luego corrigen laboratorios privados. La clave es que los privados usan piezas dentales, que son más eficaces. Así que se está usando dinero público por algo que no está funcionando, mientras que ahora las familias están pagando el dinero que no tienen para conseguir las identificaciones”, se queja el arqueólogo.

Rosa de Sancha agradece enormemente la labor de Amede. “Sin ellos no lo habríamos conseguido”. El correo electrónico con la identificación de su abuelo llegó mientras España ganaba a Francia para pasar a la final de la Eurocopa. Pero en esa casa ayer se festejó otra victoria.

Cuando Cádiz recibió un cargamento de rinocerontes (cadenaser.com)