¡¡ACTUALIZADO!!. LOS HAN ENCONTRADO, JODER . Sevilla. LOCALIZACIÓN DE RESTOS DE SUJETOS DE LA COLUMNA MINERA DESDE LA LECTURA DE METALES PESADOS.

LOS HAN ENCONTRADO, JODER. Rafael Adamuz (Huelva)
Los han encontrado. A los integrantes de la “columna minera”. En Pico Reja, en la gran tumba de la vergüenza en que se convirtió en 1936 el cementerio de Sevilla. Esa fosa gigante, inmensa como una garganta de tierra que se tragó miserias y crímenes sin nombre, muchos, de un fascismo en alza que quedó impune. Los han encontrado.
Tiene algo de milagroso (67 cuerpos entre 5.400) aunque detrás está la voluntad política (Ayuntamiento de Sevilla) y memorialista, la profesionalidad de los expertos que trabajan allí (Aranzadi), y, en última instancia, la tenacidad y la fuerza de la esperanza de un puñado de familiares.
Los han encontrado, joder.
El cotejo de los restos de metales pesados de aluminio, cobre, manganeso y arsénico hallados en los huesos no deja lugar a dudas. Son ellos. Lo dice textualmente el informe de : “Se plantea vía analítica para mdetectarmetales pesados en el organismo de estos grupos, considerando que las personas que durante su vida trabajaron en las minas bebieron, respiraron y comieron en su entorno sin las medidas seguridad actualices, pudiendo recibir una transferencia de metales […]. El resultado de tales investigaciones reveló la coincidencia de los metales pesados detectados con los que ofrece la zona de Nerva y Riotinto, infiriéndose por tanto la procedencia de numerosos esqueletos de víctimas”.
Joder, que sí, que son ellos. Aún asimilo la noticia, que he dado personalmente a algunos descendientes. Me vienen mil momentos a la cabeza desde la publicación de “La memoria varada” y narré su historia, olvidada durante décadas, manipulada. Los mineros de Huelva que fueron a Sevilla a volar la Giralda y violar a sus mujeres, cacareaba Queipo de Llano, el de la Macarena, el que firmó sus propias sentencias de muerte.
Pero, sobre todo, me asalta el rostro de los familiares de aquellos hombres, de esos hijos y nietos que sufrieron, que pelearon, que gritaron… Algunos ya no están, como Luis Cassà. Sin él, tantas cosas no habrían sido posibles… al menos así, como lo son ahora, en este tiempo, en este día en el que han encontrado a los mineros, joder, entre los que se encuentra su abuelo.
Manoli, su viuda, ha vuelto a llorar cuando le he dado la noticia. Siempre lo hacía cuando oía hablar a Luis en todas y cada una de las presentaciones que compartimos. Llora de emoción pero también de rabia, porque Luis no está para vivirlo, aunque yo sé que, de alguna manera, lo sabe. Luis era cristiano.
No sé qué pensar, qué decir, qué hacer. Estoy conmocionado. Sólo sé que es un día muy importante, histórico para nuestro país, para su desarrollo, para su avance; que somos un poco mejores, pese a todo.
Porque los han encontrado.

______________________________________________________________________

Aparecen una treintena de cuerpos de fusilados de la Columna Minera en la fosa de Pico Reja

Los técnicos de Aranzadi, empresa adjudicataria de los trabajos de exhumación e identificación de los cuerpos de la fosa común de Pico Reja en el Cementerio de San Fernando impulsados por el Ayuntamiento de Sevilla, han informado hoy a los miembros del Consejo Municipal de la Memoria Democrática que existen ya pruebas científicas, además de las históricas y documentales, que certifican que al menos una treintena de las personas de la Columna Minera de Huelva represaliadas durante el golpe de Estado de Franco se encuentran en esta fosa común. LO acaba de anunciar el Ayuntamiento de Sevilla.Las investigaciones históricas, especialmente de José Díaz Arriaza, hablaban de varias decenas de personas fusiladas que entraron en el Cementerio de San Fernando en los últimos días de agosto de 1936 como parte integrante de la columna formada por mineros de Huelva, a la que se sumaron otras personas en su recorrido, para intentar recuperar la ciudad de Sevilla en poder de los golpistas.

En la población de Camas sufrieron la traición de la Guardia Civil que les acompañaba, y allí mismo comenzaron los asesinatos. Los supervivientes fueron fusilados posteriormente en diversas zonas de la ciudad y el día 31 de agosto se registraron numerosas partidas en blanco que corresponderían a los mineros fusilados, hasta un total de 83 hombres.

Los trabajos arqueológicos en Pico Reja, las características de algunos de estos enterramientos (cuerpos sin ataúd, agrupados y boca abajo) y las evidencias de que habían sido represaliados (tiro en la nuca, impactos de proyectiles, signos de haber sido atados, fracturas perimortem) permitieron al equipo técnico de Aranzadi esbozar la hipótesis de que pudiera tratarse de miembros de la Columna Minera.

Estas personas durante toda su vida trabajaron en las minas, bebieron, respiraron y comieron en su entorno sin las medidas de seguridad actuales, de modo que se comenzó a trabajar con la hipótesis de que pudiera existir una transferencia de metales pesados de la comarca de procedencia (la cuenca minera de Riotinto y localidades como Nerva) hacia los organismos de esas personas. Y, en efecto, las pruebas analíticas realizadas en la Universidad de Santiago de Compostela sobre los restos óseos así lo han corroborado.

“El hallazgo es extraordinario, histórico, porque viene a arrojar luz sobre uno de los episodios más trágicos de Sevilla y la cuenca minera de Huelva durante el Golpe de Estado”, según ha considerado hoy el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, quien ha presidio la reunión de la asamblea ordinaria del Consejo Municipal de la Memoria Democrática, que se ha celebrado in situ en la fosa de Pico Reja, y a la que también ha asistido el alcalde de la localidad de Nerva, José Antonio Ayala. “Es un momento muy importante para Nerva y compartiré esta información con todos los nervenses y los familiares de las personas represaliadas”, ha dicho Ayala.

En esta fosa común están depositados más cuerpos de no represaliados de los que se preveía, de ahí que se complique la separación entre unos y otros en unos trabajos de exhumación que, coordinados desde la Oficina Municipal de la Memoria Histórica se iniciaron a principios de 2020 con 1,21 millones de euros cofinanciados por el Ayuntamiento de Sevilla, la Diputación Provincial de Sevilla, la Junta de Andalucía y el Gobierno central.

Así, a 30 de abril de 2022 se habían localizado 1.095 restos de personas con evidentes indicios de haber sido represaliadas, otras 2.229 personas estaban inhumadas en ataúdes, 1.547, en desconexión anatómica y había 165 restos aislados. Por tanto, son ya 5.036 cuerpos, de ellos 4.944 exhumados.

Además de ser la primera fosa común cuya exhumación se acomete en la ciudad de Sevilla, Pico Reja es también la de mayor envergadura que se afronta en el conjunto del país, con 671,34 metros de longitud (66 más de la dimensión inicialmente barajada por los historiadores) y una profundidad aproximada de cuatro metros.

Aparecen una treintena de cuerpos de fusilados de la Columna Minera en la fosa de Pico Reja

______________________________________________________________________

LOCALIZACIÓN DE RESTOS DE SUJETOS DE LA COLUMNA MINERA, EN «PICO REJA» DESDE LA LECTURA DE METALES PESADOS

Las pruebas que permiten establecer perfiles de víctimas se asientan sobre una serie de evidencias espaciales, contexto, demográficas, circunstancias de la muerte y también de la vida de esas personas. A veces solo contamos con parte de esas evidencias e incluso con nada en los contextos abiertos, en los que la identidad de un grupo depende de una coincidencia de aspectos
demográficos, testimoniales e históricos, siempre con el ADN como mejor elemento de juicio. En estos momentos estamos ante una serie de evidencias, que pueden apuntar hacia un grupo muy concreto de población represaliada.

La intervención en los sondeos 5 y 11, anexos entre , donde localizamos los Grupos 33 y 25 respectivamente, reveló la presencia de inhumaciones en masa, representando los depósitos más numerosos, de decenas de sujetos. Todos los sujetos muestran características masculinas, aparecen boca abajo y con numerosas evidencias de muerte violenta. Las compatibilidades en base a
las partidas en blanco nos llevan a los últimos días de agosto de 19361. Los datos históricos en base a las investigaciones documentales nos hablan de varias decenas de personas fusiladas que entran en el cementerio en los últimos días de agosto de 1936, como parte integrante de la columna formada por mineros de Huelva, a la que se sumaron otras personas en su recorrido, para intentar recuperar la ciudad de Sevilla en poder de los golpistas. En la población de Camas, la entrada a Sevilla desde el oeste, sufrieron la traición de la Guardia Civil que les acompañaba. Se estima que cerca de 30 personas murieron en la emboscada, de los cuales 5 pudieron ser reconocidos por la documentación que portaban y los otros 4 se han conocido sus nombres a
través de investigaciones recientes. Estas 9 personas serian enterradas en el cementerio de Camas y recuperadas en varias intervenciones arqueológicas hace unos años.

Los testimonios hablan de porciones de cuerpos colgados de los cables de electricidad tras la explosión de los camiones y coches cargados con dinamita que traían la columna minera. 68 personas, integrantes de la columna minera, serian detenidas y de ellas 67 personas serian sentenciadas a muerte por un tribunal golpista y ejecutadas en diferentes localizaciones de la capital hispalense el 31 de agosto de 1936.

Localización de los grupos 25 y 33, de los que se han tomado las muestras para el análisis de metales pesados, dentro del espacio de Pico Reja.

Se plantea una vía analítica para detectar metales pesados en el organismo de esos grupos, considerando que las personas que durante toda su vida trabajaron en las minas, bebieron, respiraron y comieron en su entorno sin las medidas de seguridad actuales, pudiendo recibir una transferencia de metales pesados (aluminio, arsénico, manganeso y cobre) de la comarca de procedencia de éstos, la cuenca minera de Riotinto y de localidades como Nerva. Tras solicitar a Lourdes Herrasti como directora del departamento de Antropología de Aranzadi la realización de las analíticas y asumir éstas el Dr. Fernando Serrulla se tomaron muestras de los grupos presuntamente compatibles y de otros restos que nada tenían que ver con perfiles de víctimas y que servirían para ver el comportamiento de otras zonas de la fosa. El resultado de tales investigaciones reveló la coincidencia de los metales pesados detectados con los que ofrece la zona de NervaRiotinto, infiriéndose por tanto la procedencia de numerosos esqueletos de víctimas

LOCALIZACIÓN DE PORCIONES SUJETOS AFECTADOS POR ENERGÍA DE ALTA INTENSIDAD

En la cercanía de los depósitos que aportaron las muestras se han recuperado hasta el momento porciones de cuerpos incluidos en ataúdes con una serie de características:
• Fragmentación extrema aunque con mantenimiento de las coherencias anatómicas e incluso conexiones.
• Mutilaciones y pérdidas de sustancia
• Roturas perimortem
• Presencia de metralla y de fragmentos de granada
• Afección por el fuego y presencia de una capa de ceniza alrededor de los huesos.

¿Podía otro factor que no fuese una explosión causar semejante destrozo en cuerpos humanos? El Dr. Fernando Serrulla nos refería que las fracturas “(…) responden posiblemente a un traumatismo de alta energía. Este patrón, la distribución de las lesiones en el esqueleto y la presencia de fragmentos metálicos irregulares entre los restos permite pensar que los individuos estaban (muy) cerca del foco de una explosión”.

Junto a la metralla se recuperó un fragmento de lo que el Dr. Francisco Etxeberría identificó como una porción de granada de mortero del ejército.

CONCLUSIONES
¿Pueden todos estos indicios, pruebas químicas, composición de los depósitos, características demográficas, fragmentación de otros sujetos por una explosión, presencia de metralla y de granada militar corresponder a otros hechos que no señalen a las víctimas de la emboscada a la columna minera?

Se descartan las cuatro mujeres que mueren en bombardeos aéreos por bombas republicanas que caen de forma accidental en la zona de Heliópolis, puesto que los sujetos son todos hombres.

Se descartan los cuatro ciudadanos noruegos que mueren en semejantes circunstancias, puesto que los cuatro mueren en el hospital, en contraste con las extremas fragmentaciones y mutilaciones que describimos.

Se descarta a las 11 personas muertas por una bomba republicana destinada a Tablada y que al desviarse estalla en la zona de El Tardón. La presencia de un fragmento de granada de mortero es incompatible con una bomba de aviación. Tampoco resulta muy creíble que los golpistas inhumasen a personas muertas por una bomba “roja” en el espacio de olvido de Pico Reja.

Entendemos que estas evidencias representan unas pruebas claras de que estamos ante decenas de componentes de la columna minera de Huelva, aunque no puede descartarse que estén presentes otras personas asesinadas en ese entorno cronológico.

informe completo en: https://www.sevilla.org/servicios/participacion-ciudadana/memoria-historica/05-informe-pico-reja-mayo-2022.pdf?fbclid=IwAR1FAKTEm6uS_9jSITDzMWDtiIQeW3Vk0LnTP9Ndtu1-nGU8iGxMFZLLs-c