Sevilla. SOLICITAN SER ESCUCHADOS EN EL PARLAMENTO DE ANDALUCIA A PROPOSITO DE LA “MEMORIA DEMOCRÁTICA”

En el día de hoy el grupo de trabajo “Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía (RMHSA de CGT.A), una de las primeras entidades memorialistas de Andalucía (creado en 1998) y con un amplio historial de investigaciones, ediciones, coediciones de trabajos y realización de actividades reivindicativas, de denuncias públicas y de difusión, ha registrado un escrito dirigido a los CINCO Grupos Parlamentarios en el Parlamento de Andalucía solicitando sean convocados y escuchados en la Comisión correspondiente que “tramite” el proyecto de Ley de Memoria Democrática de Andalucía  remitido por el gobierno andaluz (dos veces en un año).

nota de prensa. 13/11/2015 / RMHSA

El escrito de solicitud se manifiesta que: “ a fin de NO COMETER ERRORES como los ocurridos en el proceso de debate en el Congreso de los Diputados con la Ley 52/2007 o más conocida como de la “Memoria Histórica” o de «Zapatero». Entonces, la sociedad civil (personas, colectivos y entidades, familiares y gente experta) no fue oída en sede parlamentaria. Un hecho que, como puede ocurrir ahora, supuso que la ley, antes de que se publicara en el BOE, ahora BOJA, quedara caduca. Las aportaciones y sugerencias con la sana intención de mejorar al texto por parte de la sociedad civil son imprescindibles pues, lamentablemente, los agentes sociales institucionales (en el más amplio sentido del término), en este asunto tendrán opinión, pero escaso conocimiento y apego a la realidad: baste como ejemplo la escasa o nula presencia de estos agentes en alguna de las múltiples exhumaciones realizadas en los últimos años en Andalucía y su nivel de conocimiento, nos atrevemos asegurar, que es prácticamente nulo”.

Continua el escrito diciendo que el actual texto del proyecto contiene: “…variaciones importantes registradas, muchas (la mayoría) de las cuales son gracias a las aportaciones realizadas por el movimiento memorialista en los diferentes actos, seminarios, reuniones y encuentros con responsables del Gobierno Andaluz que, finalmente, redactaron el texto ahora remitido a ese Parlamento”.

Vamos más allá en la reflexión cuando se afirma que: “… la transferencia de conocimientos desde la sociedad civil al gobierno de turno, producto de años de trabajo: pisando tierra en las fosas comunes, quitando miedos y temores a nuestros mayores y a muchos “cargos públicos” (alcaldes, concejales, diputados provinciales, delegados/as territoriales de la administración autonómica, etc.), abriendo -literalmente- archivos municipales, de cementerios o de Registros Civiles, hasta ese momento inaccesibles, viajando y declarando donde fuese necesario (ONU, Juzgados en Argentina y también en España, Parlamento Europeo, etc..), CREEMOS QUE A QUIEN REALMENTE DEBEMOS TRASLADAR NUESTRAS EXPERIENCIAS ES A LOS MIEMBROS QUE COMPONEN EL PARLAMENTO ANDALUZ (nuestros representantes), DEJANDO EN DICHA INSTITUCIÓN LA OPINION Y DOCUMENTACION QUE SE APORTE PARA QUE EL TEXTO DE LA FUTURA LEY SEA FIEL REFLEJO DE LAS DEMANDAS SOCIALES. Es así, entendemos nosotros, como se apoya decididamente la articulación de la sociedad civil en general y del movimiento memorialista en particular”.

En base a estas cuestiones es por lo que se ha solicitado “… que apoyen LA PERSONACIÓN DE REPRESENTANTES DE ESTE GRUPO DE TRABAJO, y de todas aquellas entidades y asociaciones que lo soliciten, en las deliberaciones de la comisión correspondiente que sobre la Ley de Memoria Democrática se llevaran a cabo en el Parlamento de Andalucía. De igual manera esperamos que perdonen los posibles errores que puedan existir en este escrito-solicitud, finalizando pidiendo disculpas por los posible errores en los contenidos de esta comunicación “… no somos conocedores de este tipo de “tramites”, de sus responsables y de los plazos” , quedando a la espera de cualquier comunicación.