Unos mil testimonios sobre represaliados, cedidos al Archivo de Valladolid

Unos mil testimonios sobre represaliados, cedidos al Archivo de Valladolid

Redacción / 06/11/2019 11:33/ Valladolid, 06 nov. (EFE).-

Diversa documentación y cerca de mil testimonios sobre represaliados de la dictadura franquista recabados por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Valladolid estarán disponibles para investigadores en el Archivo Municipal de la capital vallisoletana.

El Ayuntamiento acaba de aceptar el préstamo en régimen de comodato del fondo documental de la ARMH para su conservación y su consulta en el Archivo Municipal, en concreto 51 cajas y 70 discos compactos que contienen, entre otros materiales, testimonios orales y transcritos sobre desaparecidos y represaliados de la dictadura, según ha explicado a Efe el presidente de la asociación, Julio del Olmo.

Se trata de documentos que ya estaban custodiados por el Archivo vallisoletano desde que en 2002 iniciaron los trabajos desarrollados por la ARMH, pero que carecían de un trámite que diera sustento legal y permitiera su consulta por parte de investigadores de la materia.

De hecho, los estatutos de la asociación establecían que toda esta documentación iba a ser enviada al Centro Documental de la Memoria Histórica con sede en Salamanca, pero a lo largo de los años han considerado que era más operativo para sus propias consultas que estos legajos permanecieran en el archivo vallisoletano, por lo que modificaron los estatutos.

Los testimonios de familiares y trabajadores municipales en los diferentes municipios de la provincia de Valladolid en los que ha intervenido la ARMH y que han servido para localizar buena parte de los enterramientos de desaparecidos son una parte importante de esta documentación, según ha explicado Del Olmo, quien ha lamentado que muchos de los testimonios no hayan podido ser grabados «por el miedo».

En este sentido, el presidente de la ARMH de Valladolid ha detallado que al inicio de sus investigaciones muchos de los familiares se negaban a que sus testimonios fueran grabados por esa sensación de temor que arrastraban desde los años de la dictadura y que se había impregnado en su familia como mecanismo de defensa.

Esta realidad era común cuando, al inicio de sus investigaciones, conseguían hablar con hijos de desaparecidos que eran adolescentes en el momento de la represión y que tenían una consciencia sobre lo ocurrido, lo que no ha sido tan acentuado entre los hijos menores, que vivieron los hechos con una corta edad.

https://www.lavanguardia.com/internacional/20191106/471426543483/unos-mil-testimonios-sobre-represaliados-cedidos-al-archivo-de-valladolid.html