Almería. El Ayuntamiento autoriza a la Junta a tapar las fosas abiertas en el cementerio tras las exhumaciones

Andalucía Información / Europa Press | Almería | 2-3-2015

El Ayuntamiento de Almería ha remitido a la Junta de Andalucía su visto bueno para proceder a tapar las fosas comunes que se abrieron a finales de noviembre del pasado año cuando el Gobierno andaluz, a través de la Dirección General de Memoria Democrática, inició los trabajos para exhumar los restos de al menos seis republicanos en el cementerio de Almería, si bien las labores finalmente no arrojaron resultados al haberse producido remociones de terreno en décadas posteriores que, según las administraciones y asociaciones memorialistas, no quedaron documentadas.

Según han confirmado a Europa Press fuentes municipales, fue a finales de la semana pasada cuando se contestó al requerimiento remitido desde la Delegación del Gobierno de la Junta para solicitar la actuación en el camposanto almeriense, que habría llegado al Consistorio hacia mediados del mes de febrero.

En este sentido, desde la Junta han apuntado también que las fosas podrían quedar ocultas en los próximos días tras más de tres meses a cielo abierto, lo que según el edil, ha supuesto varios «inconvenientes» para los usuarios del cementerio, pese a que la fosas se encontraban señalizadas para evitar accidentes.

La Junta solicitó un informe sobre la realización de los sondeos arqueológicos para la localización, delimitación y exhumación de fosas republicanas tras la fallida actuación para conocer si debía iniciar la reposición del área afectada a su estado original. En este sentido, también solicitaba datos técnicos para determinar si se podía continuar con las labores de búsqueda solicitadas por algunos familiares.

Si bien el Gobierno andaluz aún no se ha pronunciado sobre este último aspecto, sí ha atendido el informe realizado por los arqueólogos, que apuntaron al «desmantelamiento» sufrido en el primer recinto del cementerio y su amortización, ya que los más de 2.000 restos encontrados y clasificados finalmente corresponden a enterramientos de caridad.

Según el documento, que recoge detalladamente las labores desarrolladas entre el 17 de noviembre y el 5 de diciembre, los restos exhumados «no dejan duda de que nos encontramos ante enterramientos de caridad e inhumaciones de fetos, abortos y recién nacidos».

Se constata así que en las dos fosas que se llegaron a explorar aparecieron restos «revueltos» que, en ningún caso, pertenecerían a víctimas de la represión o de la Guerra Civil, tal y como planteaba el proyecto en un principio.

El texto refleja además el deseo de la familia de Martín Márquez, uno de los desaparecidos, de que se compruebe el vaciado de la fosa donde se localizaría su familiar «aunque todo indique que fue desalojado». También apunta que la fosa en la que se localizaría el último alcalde republicano de Cuevas del Almanzora se situaría en un lugar «casi inaccesible» por situarse bajo unos nichos. Pese a ello, desde la Dirección General se han mantenido contactos con la nieta del represaliado, a la que aún no se ha comunicado si la actuación se realizará o no.

Así las cosas, es la Administración andaluza la que deberá ahora resolver si se atiende la petición de la familia Márquez o si, por el contrario, se descarta continuar con los trabajos que se suspendieron a principios de diciembre, pese a que las catas arqueológicas sean tapadas.

http://andaluciainformacion.es/almeria/485479/el-ayuntamiento-autoriza-a-la-junta-a-tapar-las-fosas-abiertas-en-el-cementerio-tras-las-exhumaciones/