Bunyola (Mallorca) retira la Cruz de los Caídos.

El último monumento franquista del municipio ha sido sustituido por un olivo

Jaume Mateu Verdera / Bunyola | 09·09·21 | 09:55 | Actualizado a las 01:26
 

La Cruz de los Caídos de Bunyola ya es historia. El ayuntamiento ha retirado esta mañana el último monumento franquista del municipio y lo ha justificado por la “obligación” de retirar el monumento construido en honor a los caídos del bando franquista y a los bunyolins que lucharon contra el gobierno de la República, como dicta la Ley de Memoria Histórica.

La Cruz, erigida sobre una base de piedra, fue inaugurada el 22 de septiembre de 1939, durante las fiestas de Sant Mateu. Estaba situada en la parte superior de las escalinatas que conectan las calles del Pare Cerdà y Santa Catalina Thomàs. Hasta la segunda mitad de la década de 1980 en su base se situaba una placa con la inscripción “A los caídos por Dios y por España”, que fue retirada por el ayuntamiento y sustituida por el escudo municipal.

Un olivo y proceso participativo

El monumento ha sido sustituido de forma temporal por un olivo “como símbolo de la paz”, según informó el consistorio al presentar el proyecto de retirada.

Paralelamente, se abrió un proceso de participación ciudadana, que terminó el pasado 31 de agosto, para decidir el elemento que reemplazaría de forma definitiva a la Cruz de los Caídos. 

Las propuestas debían atender a dos criterios: que sea posible realizar el proyecto propuesto con recursos municipales y que “esté en línea” con los programas electorales de los grupos que forman el gobierno municipal: Esquerra Oberta (EOB) y Suma per Bunyola (PSIB-Podemos). De todas las ideas o proyectos que se remitan, se elegirán tres o cuatro finalistas. Los resultados se darán a conocer en los próximos días.

El alcalde: «Se retira para cumplir la Ley de Memoria Democrática»

El proyecto de demolición fue aprobado por la Junta de Gobierno local y ha tenido un presupuesto de “unos 3.000 euros’, según ha explicado el alcalde de Bunyola, Andreu Bujosa, quien ha justificado la retirada de la Cruz “para dar cumplimiento a la Ley de Memoria Democrática”. Además, el primer edil ha señalado que esta retirada supone “un paso más para que Bunyola entre en el siglo XXI sin la presencia de símbolos que son vestigios de una dictadura que no provocó más que división y muerte”.

La desaparición del último monumento franquista del municipio ha sido también aplaudida por Juan Pedro Yllanes, vicepresidente y responsable de Memoria Democrática del Govern: “Mientras en Madrid ponen una calle al Crucero Baleares y a Millán Astray, en Mallorca cumplimos nuestras obligaciones con la memoria democrática”, ha dicho, una opinión compartida por el secretario autonómico de Memoria Democrática, Jesús Jurado, quien ha dado la enhorabuena al Ayuntamiento “por la retirada del monumento franquista de sus calles”.

https://www.diariodemallorca.es/part-forana/2021/09/09/bunyola-retira-cruz-caidos-57104523.html