Navarra conserva todavía 153 símbolos franquistas ilegales en sus calles

Gobierno y entidades locales han retirado más de 300 desde 2016

ELDIARIO.ES | MIGUEL M. ARIZTEGI | 18-2-2019

La retirada de simbología franquista de las calles de ciudades y pueblos de Navarra “ha sido una de las líneas de trabajo prioritarias” del Gobierno presidido por Uxue Barkos, en colaboración con las entidades locales, desde que en 2016 se hiciese público el primer censo. Y pese a que ya han sido retirados más de 300, y otros 68 están en proceso, todavía existen 153 símbolos y menciones honoríficas que hacen apología del franquismo en la Comunidad foral.

El director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Álvaro Baraibar, ha explicado en una rueda de prensa que de las 350 laureadas, placas de vivienda o placas a caídos censadas, han sido retiradas un total de 234 y otras 52 están en proceso de retirada. En lo relativo a menciones honoríficas, de los 112 casos detectados han sido retirados un total de 75, mientras que 16 se encuentran también en proceso de retirada.

Desde la aprobación de la primera lista, en la que se incluían 224 laureadas y placas de vivienda y 78 menciones honoríficas, nombres de calles o designaciones de hijos adoptivos o predilectos, han sido detectados casi 160 símbolos más, lo que ha elevado la cifra total a aproximadamente 460.

La consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, ha subrayado que dentro de las políticas públicas de memoria del Gobierno de Navarra, “la democratización del espacio público ha sido siempre una de las líneas prioritarias de trabajo, como ya presentamos a principios del 2016 en colaboración con la Federación Navarra de Municipios y Concejos”. Los símbolos que ensalzan la violencia, ha dicho, “son una afrenta para las víctimas y totalmente inadmisibles para toda persona que condene la violencia”.

Sobre la actualización del censo, la consejera ha recordado que desde el principio “se trataba de un censo vivo y cambiante, en la medida que podían surgir nuevos símbolos de cuya existencia no fuésemos conocedores y porque al mismo tiempo muchas entidades locales iban retirando estos símbolos”.

En cuanto al trabajo que queda por realizar, Álvaro Baraibar ha aclarado que el Gobierno va a seguir trabajando en los casos que quedan pendientes, “convenciendo de la necesidad de la retirada, de las razones y de la forma en la que afectan a las víctimas”. Este año, en las subvenciones en materia de paz y convivencia destinadas a entidades locales, se incorpora en las acciones subvencionables la retirada de simbología, de modo que facilite su retirada.

La consejera ha insistido en que el Gobierno impulsará “la retirada de todos y cada uno de los símbolos que hemos identificado, buscando la colaboración de las entidades locales implicadas”. Además, el Gobierno continuará investigando en la localización de otros símbolos que puedan quedar y que todavía no hayan sido identificados.

«Un deber ético»

La retirada de esa simbología es un mandato legal, recogido en  Ley Foral 33/2013, de 26 de noviembre, de reconocimiento y reparación moral de las ciudadanas y ciudadanos navarros asesinados y víctimas de la represión a raíz del golpe militar de 1936 Publicada en BON N.º 233 de 4 de diciembre de 2013. El Gobierno de Navarra firmó un acuerdo el 30 de noviembre de 2016 por el que se dio por enterado y ratificó el Censo provisional de símbolos franquistas y acepta las Recomendaciones para la retirada de dicha simbología, elaborados por la Comisión Técnica de Coordinación en materia de Memoria Histórica.

El Ejecutivo de Uxue Barkos considera que más allá de las obligaciones legales, la retirada de símbolos es “también un deber de memoria, un deber ético para con nuestro presente y nuestro futuro”. La Dirección General de Paz y Convivencia explicita en su web que la memoria “no niega la historia, sino que la observa con mirada crítica para consensuar democráticamente qué elementos de nuestra historia merecen un reconocimiento público hoy”.

Ese es el objetivo del programa de retirada de simbología franquista y guerracivilista: “Cuando se retiran símbolos o se cambian nombres de calles o se retiran distinciones hechas en el pasado a personas que participaron en vulneraciones de derechos humanos o colaboraron en la organización del golpe militar de 1936, en la violencia desatada tras él o en el régimen dictatorial posterior de una forma significativa, se hace para construir una mejor convivencia, evitando que esa presencia y reconocimiento públicos ofendan a las víctimas. Se hace, en definitiva, para recuperar una memoria democrática de Navarra y para retirar de nuestro espacio público símbolos que representen una agresión a los valores de la paz, la convivencia, la libertad y la democracia”.

El próximo mes de marzo, en torno al aniversario del I Encuentro de la Red Interautonómica de Memoria Histórica que se celebró en Navarra, el Gobierno de Navarra ha preparado una acción de sensibilización que hará visible el trabajo realizado en materia de retirada de simbología. Así, se instalará un barracón en el que se podrá ver, a través de fotografías y un mapa interactivo, el balance de la simbología retirada.

https://www.eldiario.es/norte/navarra/Navarra-conserva-simbolos-franquistas-ilegales_0_869313899.html