Navarra. Urdiain entrega a la familia de Francisco San Román Galbete, asesinado en 1936, sus restos

Los restos de la víctima fueron localizados y exhumados en la sima de Otsaportillo

DIARIO DE NAVARRA | 14-5-2017

Urdiain ha celebrado este domingo un acto de entrega a su familia de los restos de Francisco San Román Galbete, vecino de la localidad asesinado en 1936, que fueron localizados y exhumados en la sima de Otsaportillo. Al acto, que se ha celebrado en eñ Ayuntamiento de la localidad, han acudido numerosos vecinos de la localidad, que han llenado el salón de plenos y el pasillo de acceso.

La consejera Ana Ollo, que también ha participado en el acto, ha reiterado que el Gobierno de Navarra quiere «ayudar a las familias a ver cumplido su derecho a conocer la verdad de lo ocurrido con sus familiares desaparecidos, a restituir y dignificar su memoria», para lo que ha puesto en marcha medidas como el plan de exhumaciones y un banco de ADN.

Ha comenzado con la lectura de una declaración institucional aprobada por el pleno del Consistorio en la que se recordaba al homenajeado y se reafirmaba el apoyo a las iniciativas puestas en marcha para localizar a los desaparecidos y esclarecer las circunstancias en las que se produjeron los asesinatos. También intervino Francisco Etxeberria, forense de la Sociedad de Estudios Aranzadi que es la encargada de realizar las exhumaciones.

Tras agradecer el compromiso manifestado por el Ayuntamiento de Urdiain con la memoria histórica, al igual que decenas de entidades locales de toda Navarra, la consejera Ana Ollo se ha dirigido a la familia de Francisco San Román, «que a lo largo de estos 81 años no ha abandonado su memoria y ha perseverado en su búsqueda». Lo ha definido como un obrero que luchó por conseguir una sociedad más justa y solidaria: «Aquello fue suficiente para que, en el contexto de profunda intolerancia que provocó y generó la sublevación, hubiera personas para quienes la existencia de personas como Francisco San Román se hiciera insoportable y se creyeran legitimados a acabar con su vida».

Ana Ollo, que ha hecho un llamamiento para que «la memoria de lo ocurrido nos ayude a construir una sociedad más ética, más justa y más respetuosa», ha señalado que el compromiso del Gobierno de Navarra con la memoria histórica se manifiesta en actuaciones como el plan de exhumaciones, que se desarrolla a través del convenio con la Sociedad de Ciencias Aranzadi, y que el año pasado abordó un ambicioso programa cuyas actuaciones se encontraba la exhumación de la sima de Otsaportillo, donde fueron encontrados, entre otros, los restos de Francisco San Román.

Ha recordado que el Gobierno también ha puesto en marcha, con la colaboración de la empresa pública Nasertic, un banco de ADN en el que se están recogiendo las muestras que numerosas personas han donado para facilitar la identificación de sus familiares desaparecidos, y ha animado a quienes aún los buscan a participar en esta iniciativa.

El acto ha concluido con la entrega de la urna con los restos de Francisco San Román a sus familiares, y después de que un dantzari bailara un aurresku una de sus nietas, Maite San Román, ha dirigido unas palabras a los presentes en las que se mostraba el reconocimiento a la labor desarrollada por el Gobierno de Navarra y la Sociedad de Ciencias Aranzadi, al tiempo que reivindicaba la continuidad de las campañas de localización de los desaparecidos para lograr la verdad, justicia y reparación de memoria de las víctimas del franquismo.

http://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/2017/05/14/urdiain-entrega-los-restos-francisco-san-roman-galbete-asesinado-1936-531638-300.html