ACTUALIZADO. «Varios miles» de represaliados del franquismo serán exhumados en Córdoba.

La firma de un convenio entre el Gobierno de España (PSOE y Unidas Podemos), la Junta de Andalucía (PP y Cs), la Diputación (PSOE e IU), y el Ayuntamiento (PP y Cs) garantiza los fondos necesarios para llevar los trabajos hasta el final

sevilla /12/12/2020 08:51 / raúl bocanegra

Las fosas comunes de los cementerios de San Rafael y de la Huerta de la Salud, en Córdoba van a ser finalmente exhumadas después de años y años de reivindicaciones de las familias y de las asociaciones memorialistas.

La firma este viernes de un convenio entre el Gobierno de España, formado por una coalición de PSOE y Unidas Podemos, la Junta de Andalucía, en manos de PP y Ciudadanos, la Diputación de Córdoba (PSOE e IU) y el Ayuntamiento (PP y Ciudadanos) garantiza los fondos necesarios para llevarla hasta el final.

El protocolo «establece las bases que regirán las labores de exhumación, levantamiento, custodia de restos, extracción de muestras e identificación de las personas halladas en estas dos fosas», según el Gobierno andaluz.

Esta exhumación sigue el modelo de la llevada a cabo en Málaga en el año 2006, de la que se extrajeron los cuerpos de 2.840 personas, y es la tercera –después de la de Sevilla, que está en ejecución– que se acomete en una capital andaluza con cierta ambición y con el entendimiento entre instituciones gobernadas por partidos de distinta sensibilidad e ideología.

En esas fosas, se calcula que hay «varios miles» de cadáveres producidos tras el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 y la posterior represión franquista, según los estudios más rigurosos, uno de los cuales, elaborado por Rafael Espino, Julio Guijarro, Juan Manuel Guijo, Jesús Román, Fernando Sígler y Elena Vera Cruz se puede consultar en la página web todoslosnombres.org, aquí

En ese trabajo se documenta, además del origen de los cuerpos –a los que se identifica en numerosos casos con su nombre y apellidos– el incremento de trabajo y de gasto en los camposantos tras el golpe, sobre todo en septiembre y octubre de 1936 como consecuencia del «colapso en los enterramientos», que llevó a las autoridades a tomar decisiones.

«El gran condicionante de los mecanismos de enterramiento de las personas represaliadas por el franquismo, así como de las actividades póstumas asociadas a sus entornos, viene dado por la gran masa de cadáveres en los meses del verano de 1936 y de la falta de disponibilidad de espacio para su inhumación. A las víctimas del franquismo que integraban la mayor parte de esa masa de cadáveres, se les debían unir los fallecimientos cotidianos sin violencia, víctimas de bombardeos e integrantes del bando franquista», se lee en el trabajo. Al noreste de Córodoba se fijó una línea de frente, una frontera en la que se produjeron refriegas, escaramuzas y batallas hasta principios de 1939.

Una caja de zapatos con las gafas dentro

Uno de los símbolos de la represión en Córdoba fue el diputado socialista Luis Dorado Luque, cuya hija, Carmen, murió en 2010 sin que nadie hubiera movido un metro de terreno para encontrarlo. Ni a él ni, por supuestos a los otros miles. La familia Dorado llegó a acudir sin ñexito al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En Córdoba, gobernó la izquierda durante décadas y la exhumación se va a hacer ahora, con un alcalde del PP, José María Bellido, al frente.

La microbiografía recogida en la web todoslosnombres de Dorado Luque recoge lo siguiente: «Luis Dorado y Antonio Bujalance [también socialista] fueron asesinados la noche del 29 al 30 de julio. El cuerpo sin vida de Dorado fue llevado el día 30 por una ambulancia de la Cruz Roja al Cementerio de la Salud de Córdoba, donde fue examinado por un forense que dictaminó que había fallecido «a consecuencia de heridas por arma de fuego que han herido el cerebro y el hígado». En los bolsillos de su ropa se encontraron varios documentos, tarjetas y una cédula personal a nombre del difunto y Luis Dorado Luque fue inscrito con su nombre y apellidos en el Libro de Registro o Necrológico General del Cementerio. Pero fue a partir de ahí donde comenzó el esfuerzo por ocultar o tergiversar los hechos. Las familias de los dos diputados se enteraron de sus muertes cuando recibieron sus efectos personales. La de Bujalance recibió el reloj y la cartera. La de Luis Dorado recibió una caja de zapatos, remitida de modo anónimo, con sus gafas dentro».

«Lo que nunca tuvo la familia es una comunicación oficial de la muerte, del asesinato. La ocultación de la represión a efectos legales ya había comenzado. Luis Dorado fue inscrito en el registro del cementerio, pero el juez que debía inscribirlo en el Registro Civil puso en tela de juicio la identidad del cadáver que acaba de registrarse en el cementerio y procedió a inscribirlo como un «varón desconocido» que portaba documentos de Luis Dorado», añade la microbiogafia, basada en dos fuentes fundamentalmente, La Justicia de Queipo, de Francisco Espinosa Maestre (Barcelona, Crítica, 2006) y Exilio interior. Cuadernos para el Diálogo, nº 11, junio de 2006, págs. 24-27, de Antonio Gutiérrez Dorado.

El terreno de la razón

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo (PSOE), cordobesa, acudió a la firma del convenio con la Junta, en cuya representación acudió la consejera de Cultura, Patricia del Pozo (PP), la Diputación, por la que rubricó su presidente, Antonio Ruiz (PSOE), y el Ayuntamiento, cuyo alcalde –Bellido (PP)– también participó. Calvo afirmó que le resulta «muy gratificante» un acuerdo común con todas las administraciones públicas «que constituyen la vida del Estado en Andalucía» para seguir avanzando «en un objetivo que tiene mucho que ver con la dignidad de nuestra democracia».

«Esta imagen de las cuatro administraciones públicas, los cuatro niveles políticos y administrativos que tiene nuestro único Estado español es una magnífica propuesta de lo que el Gobierno de la Nación considera que es una verdadera agenda de la democracia: la Memoria Democrática», agregó Calvo.

La vicepresidenta afirmó que España «tiene deudas pendientes» en algunos de los lugares «tragicámente significativos» como es el caso de Córdoba. «Estamos hablando de más de 4.000 víctimas en los cementerios de San Rafael y La Salud, donde hay restos mortales de personas de 35 provincias y 15 nacionalidades. Hablamos del martirio infinito que supuso la defensa del orden constitucional y la confrontación entre españoles», dijo.

«La mejor concordia es la justicia, porque la concordia es un sentimiento admirable, excelente, pero la justicia entra en el terreno de la razón y cuando entramos en el terreno de la razón todos estamos conformes», remachó.

La consejera Del Pozo (PP), por su parte, destacó que el protocolo de colaboración para la exhumación de fosas en los dos cementerios ahora firmado está presidido por «el espíritu de consenso, diálogo y concordia necesario para la reparación de las heridas en las familias de las víctimas, que es el objetivo prioritario de todas las actuaciones del Gobierno andaluz en esta materia».

https://www.publico.es/politica/miles-represaliados-franquismo-seran-exhumados-cordoba.html

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

+ Información.

Calvo firma el protocolo para exhumar las fosas comunes en Córdoba y recuperar los restos de más de 4.000 fusilados

La vicepresidenta primera del Ejecutivo ha elogiado «tener un acuerdo común de todas las administraciones públicas para avanzar en un objetivo que una democracia no se puede permitir tener todavía sin resolver»

córdoba /11/12/2020 21:02 / europa press

La vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo; la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo; el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz; y el alcalde de la capital cordobesa, José María Bellido, han firmado este viernes el protocolo para la excavación de fosas en los cementerios de La Salud y San Rafael de la ciudad, donde se encuentran los restos de más de 4.000 fusilados.

Dicho acto ha tenido lugar en el Rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO), junto a representantes de las asociaciones memorialistas de Andalucía Aremehisa, Dejadnos llorar y el Foro Ciudadano para la Recuperación de la Memoria de Andalucía y en presencia también de la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García; el delegado de la Junta en la provincia, Antonio Repullo; el rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos; el delegado de Memoria Democrática de Diputación, Ramón Hernández, y el presidente de la Fundación Concordia y Libertad, Adolfo Suárez, entre otros representantes.

Al respecto, Calvo ha valorado el convenio entre las cuatro administraciones públicas que «constituyen la vida del Estado en Andalucía», con el fin de «seguir avanzando en un objetivo que tiene mucho que ver con la dignidad del Estado democrático prestigioso que somos en el mundo y con seguir avanzando, particularmente en materia de memoria democrática, en la identificación y en la devolución de los restos de tantos y tantas víctimas de las que sus familias todavía esperan noticias, recuperación y dignidad para todos», ha resaltado.

En este sentido, la vicepresidenta primera del Ejecutivo ha elogiado «tener un acuerdo común de todas las administraciones públicas para avanzar en un objetivo que una democracia no se puede permitir tener todavía sin resolver», todo ello «más de 40 años después de haber desaparecido la dictadura de nuestras vidas», ha apostillado.

Además, ha apuntado que el convenio tiene que «mucho ver con algunas de las deudas pendientes en algunos de los lugares trágicamente significativos, como es Córdoba, con más de 4.000 personas en dos cementerios, donde seguramente se encontrarán restos mortales de personas de 35 provincias y 15 nacionalidades».

Según ha subrayado, «la mejor concordia es la justicia», dado que «entra en el terreno de la razón y todos podemos estar conformes», a la vez que ha advertido de que «España todavía tiene mucho por hacer«, algo que han dicho desde las Naciones Unidas hasta el Consejo de Europa y las Cortes Generales, de ahí que haya defendido «la reparación a las víctimas, las familias», y con ello «dar digna sepultura».

Asimismo, Calvo ha expresado que «no se abre ni se cierra nada, sino que este país camina éticamente a una de sus grandes obligaciones, como ya lo han hecho otras grandes democracias», para lo cual «se requiere disposición política, normas, recursos y perseverancia, porque es un asunto que llevará mucho tiempo», apuntando a «la privacidad de datos y el rigor jurídico», entre otros aspectos.

El Gobierno resalta que España avanza en «dignidad» al exhumar fosas

Entretanto, la vicepresidenta primera del Gobierno ha enfatizado que «aquello no puede volver a ocurrir de ninguna de las maneras, que los españoles no seamos capaces de convivir desde las diferencias ideológicas, religiosas, opción de libertad sexual y decisiones libremente asumidas en el proyecto de vida de cada uno», y «algún día todo esto forme parte de un pasado que esté en paz».

Igualmente, Calvo ha comentado que la próxima semana se celebrará en la Biblioteca Nacional un homenaje al presidente republicano Manuel Azaña, por los 80 años de su fallecimiento, inaugurado por el rey Felipe VI, elogiando que «se rendirá honor a un jefe de Estado que peleó por el mantenimiento del orden constitucional».

Inversión de 600.000 euros de la junta en exhumaciones

Mientras, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta ha manifestado que Andalucía es «una comunidad que derramó mucha sangre en aquella época, pero hoy es un ejemplo de unidad y concordia en todo el país», al tiempo que ha aplaudido este «acuerdo de humanidad y concordia tan importante», con el fin de «dejar atrás el odio y el enfrentamiento de las dos Españas».

También, ha declarado que «la memoria democrática tiene que ser la memoria de la concordia«, para impulsar «un espacio de encuentro, afecto y esperanza de todos, nunca para enfrentamiento», a lo que ha agregado que «durante todos estos años de democracia se han hecho muchas reparaciones de toda aquella barbarie, con distintas medidas, sobre aquella etapa tan negra».

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta ha remarcado que hay más de 700 fosas por abrir

Sin embargo, Del Pozo ha indicado que «queda algo muy importante y pendiente, la gran asignatura, que ya no es cuestión de política, sino de humanidad, porque todo el mundo tiene derecho a saber dónde están enterrados sus familiares en Andalucía», algo en lo que ha admitido que «queda mucho trabajo por hacer», al haber «más de 700 fosas por abrir» en la región.

Ante ello, ha remarcado que el Gobierno regional destina «el 80% del presupuesto de memoria democrática a exhumaciones e identificaciones genéricas», de modo que «en dos años se han exhumado unos 1.800 cuerpos, de los que unos 340 son víctimas de la Guerra Civil y la postguerra». A tal efecto, para 2021 se ha incorporado en los presupuestos la primera anualidad de un contrato a cuatro años, con 600.000 euros, para «blindar las exhumaciones» en la comunidad.

Además, se ha ampliado en los últimos meses el Inventario de Lugares de Memoria Democrática de Andalucía con la entrada, entre otros emplazamientos, del refugio antiaéreo de Villanueva de Córdoba, que se convirtió en uno de los mayores espacios para protegerse de los bombardeos durante la Guerra Civil, con capacidad para 9.000 personas.

La necesidad de reparar

Por su parte, el presidente de la Diputación ha destacado que «hoy es un día muy importante para Córdoba y Andalucía», así como para «muchas personas que siguen con su sentimiento y reivindicación de justicia«, de manera que «se cumple la ley y la normativa» con «la necesidad de reparar a todas las víctimas que por cuestiones de creencias políticas, religiosas, ideológicas u orientación sexual sufrieron la represión de la dictadura».

Al hilo, ha expresado «el compromiso firme» de la Diputación por «actuar en fosas», de hecho ha elogiado que este mandato se ha creado la Delegación de Memoria Democrática «con recursos económicos suficientes para desarrollar el papel que toca y que es una obligación en todos los sentidos», por lo que «se abre un camino de ilusión, justicia y lleno de paz«, ha enfatizado.

La Diputación ha mostrado su satisfacción por poder «honrar a las familias y recuperar los restos de las personas asesinadas en la Guerra Civil»

Y el alcalde de la ciudad ha mostrado su «satisfacción» por que «Córdoba sea una ciudad pionera en reconciliación, concordia y consenso entre todas las administraciones para seguir actuando en algo tan importante y de justicia, como es honrar a las familias y recuperar los restos de las personas que fueron asesinadas en la Guerra Civil» y así «hacer un acto de reparación y cerrar heridas entre todos».

En este sentido, ha abundado en que por parte del Ayuntamiento «el compromiso es firme y así se demuestra» con la firma del convenio, que confía en «un ritmo de ejecución alto y dé lugar a todas las actuaciones que provienen de estudios que ya se iniciaron con anterioridad». Bellido ha felicitado a quienes «durante muchos años han trabajado para que esto sea una realidad».

Como ejemplo, la Coordinadora Andaluza por la Memoria Histórica y Democrática ha celebrado la firma del protocolo de colaboración para la exhumación de las fosas de los cementerios de San Rafael y la Salud de Córdoba. «Es un día muy importante para la Memoria Democrática que una de las mayores fosas de Andalucía se pueda exhumar gracias al compromiso y apoyo de todas las instituciones», ha destacado la delegada de la Coordinadora en Córdoba, Mar Téllez.

https://www.publico.es/sociedad/exhumacion-fosas-calvo-firma-protocolo-exhumar-fosas-comunes-cordoba-recuperar-restos-4000-fusilados.html