Familiares de presos en San Simón se suman a la petición para impedir la Fiesta de Samaín.

La Consellería de Cultura, como responsable del BIC, mantiene la autorización a la naviera –

La Iniciativa Galega pola Memoria se reúne hoy en San Adrián de Cobres

cristina g. moaña 29.10.2019 | 02:21 

La polémica por la autorización de la Xunta para la celebración de una Fiesta de Samaín organizada por la naviera Nabia para realizar este jueves por la noche en la isla de San Simón, sigue. La Iniciativa Galega pola Memoria (IGM), que preside Xoán Carlos Garrido y de la que forma parte Montserrat Fajardo, ha convocado para hoy en San Adrián de Cobres, en Vilaboa, a familiares de presos que estuvieron en San Simón durante la represión franquista para sumarse a la petición de esta coordinadora de colectivos por la Memoria Histórica y también de la Diputación de Pontevedra a través de la diputada moañesa María Ortega, para que el presidente de la Xunta impida la celebración.

Desde la IGM se insiste en que esta fiesta, que se anuncia para pasar una noche de terror con disfraces de Samaín, supone profanar un lugar fundamental de la memoria histórica como es esta isla, que se convirtió en cárcel franquista y por la que pasaron 6.000 presos que merecen «respeto», señala Montse Fajardo, escritora autora de «Un cesto de mazás, memoria das vítimas do 36 e do tempo que veu» y activista de la memoria histórica que luchó para que San Simón fuera declarada «Illa da Memoria».

Y así fue durante el gobierno bipartito de la Xunta, con un plan de usos, como recuerda Fajardo, que permitía actividades con el eje central de la memoria histórica. Con el cambio de gobierno, el nombre se cambiaría a «Illa do pensamento» y dejó de tener, señala, a la memoria de las víctimas como centro de las actividades. Por eso que ya en en una anterior ocasión, la Iniciativa Galega pola Memoria ya intentó frenar una fiesta de búsqueda del tesorero en esta isla, sin lograrlo.

San Simón pertenece al municipio de Redondela pero al ser Bien de Interés Cultural (BIC) todas sus actividades tienen que ser autorizadas por la Consellería de Cultura. Ayer, desde el departamento que dirige Román Rodríguez, se insistía en lo que ya se había manifestado el viernes, que no había cambios al respecto, que «se trata de una solicitud para realizar una actividad, en el contexto del Samaín, de carácter familiar, educativo y formativo». Añade que constará de una visita guiada por la isla para conocer su historia y entorno cultural y natural y después incluye una cena «en la que los participantes intervendrán en una actividad de pruebas educativas y culturales diseñadas específicamente para poner en valor el legado histórico y cultural de la isla, adaptada a todas las edades».

Desde la consellería también se alude a que San Simón «es un espacio con una alta carga simbólica que a lo largo de los siglos fue testimonio de tragedias y avatares marítimos, constituyó la idílica referencia literaria de la poesía medieval, ejerció como refugio monacal, fue lazareto para enfermos infecciosos y cárcel del régimen franquista». También que en este espacio se desarrollan durante el año múltiples actividades, desde encuentros de creadores, seminarios, campamentos musicales, festivales de música y otras iniciativas culturales, deportivas y creativas. De igual forma se realiza el 18 de julio un acto de homenaje a las víctimas de la represión franquista organizado por las asociaciones de la memoria.